LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

lunes, 21 de julio de 2008

KUNG FU PANDA

En el año 1994, Steven Spielberg, el magnate de la industria musical David Geffen, y el antiguo directivo de la Walt Disney Jeffrey Katzenberg fundaron una nueva productora cinematográfica que se denominó Dreamworks. Con poco más de una década de existencia se codea con las productoras más veteranas y consolidadas de la potente industria norteamericana. Suyas son películas tan alabadas y galardonadas como American beauty, Gladiator o Salvar al soldado Ryan. Desde un inicio, decidieron crear dentro de la compañía una sección especializada en el cine de animación, con el objetivo de quitarle a la Walt Disney el monopolio que, de hecho, que tenía en este tipo de largometrajes. Suyas son películas como La ruta hacia el dorado, El espantatiburones, Madagascar, Vecinos invasores, la reciente Bee movie y, sobre todo, la saga de Shrek.
Es evidente que la Dreamworks le ganó la batalla a las películas de dibujos realizadas directamente por la Disney, tanto en lo referente a los resultados en taquilla como en la calidad del producto final, dado que los films de esta última como Zafarrancho en el rancho o Hermano Oso, no dieron el resultado esperado. Sin embargo, lo cierto es que no han podido con las que salen de la factoría Pixar, responsable sin discusión de los mejores títulos de animación, como Toy story, Buscando a Nemo, Monstruos S.A. o Ratatouille. Tanto fue así que la empresa del ratón Mickey no dudó en convertir lo que era una mera asociación con la Pixar en una absorción en toda regla, comprando la productora y asegurándose el liderazgo en este género nuevamente. Pero la productora de Spielberg no se resigna, y hace pocos días anunció que se asocia con el fabricante de microprocesadores Intel para revolucionar el cine de animación mediante la producción de películas en tres dimensiones y mejorar, aún más si cabe, la calidad de la imagen. Así en el año 2009 se anuncia el estreno de un largometraje que tiene el título provisional de Monsters vs Aliens que ya promocionan insistentemente en la red y con el que aspiran a seguir batallando por la hegemonía a nivel mundial en el género de animación.
Kung fu panda es una batalla más en esta particular guerra entre productoras. Dirigida por dos debutantes, cuenta la historia de un oso panda que trabaja en un restaurante pero que sueña con ser un maestro de las artes marciales. Aún reconociéndole algunas escenas cómicas logradas y el acierto de la inversión tras llevar recaudados trescientos cincuenta millones de dólares en todo el mundo, nuevamente a apuesta queda muy lejos de los grandes títulos de animación. Ni el guión, ni los personajes, ni la música resiste comparación con los largometrajes que elevaron el cine de animación de mero subproducto infantil al nivel de arte cinematográfico. Por todo ello solo es recomendable como solución de urgencia ante el dilema de qué hacer con lo niños durante hora y media.
Las voces las ponen en la versión original actores tan conocidos como Dustin Hoffman o Angelina Jolie. En España el personaje principal lo dobla Florentino Fernandez.

No hay comentarios: