LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 24 de noviembre de 2017

ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS (Murder on the Orient Express)

Existen algunas películas que pretenden apabullar a sus espectadores a través de una sobredosis de estrellas de cine en sus repartos. Dichos elencos se diseñan como una concatenación de celebridades (por regla general, grandes actores que encaran ya la etapa final de sus carreras profesionales o que, en su caso, tratan de frenar un declive demasiado prematuro). Pero lo cierto es que semejante concentración de intérpretes suele influir negativamente en el resultado final de las obras, tanto por el riesgo de terminar sobreactuando en papeles forzados como por embelesar al público con su mera presencia en cartel, prescindiendo de otras virtudes. Eso sí, el despliegue técnico y visual es considerable; las imágenes, llamativas; los juegos y movimientos de cámara, muy marcados; y la fotografía, estimulante. Un conjunto, sin duda, sugerente. Lástima que ese espectacular envoltorio esconda, en realidad, un vacío de contenido. 
La última versión de “Asesinato en el Orient Express” es, a mi juicio, buena prueba de ello. Destila un tufillo a viejas glorias que ansían despedirse a lo grande y, sobre todo, a galanes y comediantes deseosos de redirigir un rumbo, a menudo, errático, desde un suntuoso y colorido escaparate capaz de atraer a un auditorio al que, a ratos, logra engatusar. Las expectativas durante los primeros minutos de proyección resultan tan elevadas, habida cuenta la reunión de talentos y la vistosidad de fotogramas, que es fácil dejarse llevar por el espectáculo. El ritmo narrativo es correcto y la presentación, adornada con acierto, por lo que la primera parte del metraje puede calificarse de agradable. Sin embargo, a medida que el tiempo va transcurriendo, las expectativas decaen, el ritmo se estanca y se evidencia una cierta incapacidad para hilvanar la historia con garantías. Conviene recordar que se trata de un libro muy leído, llevado en varias ocasiones a la gran y a la pequeña pantallas. Por lo tanto, sería exigible una mínima aportación novedosa u original. De modo que, a la pregunta de qué innova esta propuesta de Kenneth Branagh respecto de sus antecesoras, la respuesta es sencilla: nada. Podrá presumir del renombre de su equipo artístico y de una mayor pulcritud técnica, fruto de los avances experimentados en este terreno, pero siempre se tratará de méritos ajenos al director. Desde un punto de vista estrictamente cinematográfico, el largometraje es decepcionante y, en algunos giros del guion, llega a rozar el ridículo. 
Sus numerosos protagonistas no están bien compenetrados y determinadas escenas chirrían ante lo postizo de su planteamiento. Branagh se afana en que el proyecto no se venga abajo, como uno de esos malabaristas que lanza mazas al aire con la esperanza vana de que ninguna se le caiga, hasta que varias de ellas terminan por los suelos. 
El Orient Express, legendario tren que atraviesa el Viejo Continente, se ve detenido a causa de una tormenta de nieve. Durante esa accidentada noche se produce un misterioso asesinato en su interior. El detective Hércules Poirot será el encargado de resolver un crimen del que todos los pasajeros resultarán sospechosos. 
Llevo décadas sin reconocer al Kenneth Branagh que deslumbró mundialmente con “Enrique V” o “Los amigos de Peter”. El cambio de milenio le provocó una inexplicable transformación que evaporó su genialidad como cineasta y su inventiva como artista, dando paso a un realizador que, al servicio de las grandes productoras, se dedicaba a revisar clásicos intocables (como “La huella”), a rodar versiones innecesarias (“Cenicienta”) o a apostar por la vertiente menos interesante del género de acción (“Jack Ryan: Operación Sombra”, “Thor”). Con este “Asesinato en el Orient Express” insiste en recorrer unos caminos ya transitados, desgastados y que no conducen a ninguna parte. 
En esta ocasión le acompañan Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer y Derek Jacobi, unos profesionales tan magníficos como desaprovechados. Especialmente preocupantes son los casos de Depp y Pfeiffer, otrora referentes de una generación, con grandes currículums y filmografías que atesoran inolvidables actuaciones, pero que arrastran una larga etapa fallando en la elección de sus papeles.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Título original: Murder on the Orient Express
Año: 2017
Duración: 116 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Kenneth Branagh
Guion: Michael Green (Novela: Agatha Christie)
Música: Patrick Doyle
Fotografía: Haris Zambarloukos
Reparto: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer


miércoles, 22 de noviembre de 2017

NOMINACIONES A LOS INDEPENDENT SPIRIT 2018 (Independent Spirit Awards 2018)

Ayer se anunciaron las nominaciones a los «Independent Spirit Awards 2018», una ceremonia que se celebrará el próximo 3 de marzo. ‘Call Me by Your Name’, de Luca Guadagnino y 'Déjame salir', de Jordan Peele son las cintas que parten con más nominaciones. ‘La vida y nada más’, dirigida por Antonio Méndez Esparza y ‘Most Beautiful Island’, escrita, dirigida e interpretada por Ana Asensio, compiten por el Premio John Cassavetes, sección que se galardona a una producción de menos de medio millón de dólares de presupuesto. 

Los 'Independent Spirit Awards' se entregan desde 1984 en una playa de Santa Mónica (California), un día antes de la ceremonia de los Oscars. En 2013 el premio a la mejor película fue para '12 años de esclavitud', de Steve McQueen, la víspera de alzarse con la estatuilla en dicha categoría. Lo mismo sucedió con 'Birdman', de Alejandro G. Iñárritu, 'Spotlight', de Tom McCarthy y, en la pasada ceremonia, con ‘Moonlight’, de Barry Jenkins. 



LISTADO COMPLETO DE NOMINADOS


MEJOR PELÍCULA 
‘Call Me by Your Name’ 
'The Florida Project' 
‘Déjame salir’ 
'Lady Bird' 
'The Rider' 

MEJOR DIRECTOR 
Sean Baker por 'The Florida Project' 
Jonas Carpignano por 'A Ciambra' 
Luca Guadagnino por 'Call Me by Your Name' 
Jordan Peele por 'Déjame salir' 
Benny Safdie y Josh Safdie por 'Good Time' 
Chloé Zhao por ‘The Rider’ 

MEJOR ACTRIZ 
Salma Hayek por 'Beatriz at Dinner' 
Frances McDormand por 'Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri' 
Margot Robbie por 'Yo, Tonya' 
Saoirse Ronan por 'Lady Bird' 
Shinobu Terajima por 'Oh Lucy!' 
Regina Williams por ‘La vida y nada más’ 

MEJOR ACTOR 
Timothée Chalamet por 'Call Me by Your Name' 
Harris Dickinson por 'Beach Rats' 
James Franco por 'The Disaster Artist' 
Daniel Kaluuya por 'Déjame salir' 
Robert Pattinson por 'Good Time' 

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO 
Holly Hunter por 'La gran enfermedad del amor' 
Allison Janney por 'Yo, Tonya' 
Laurie Metcalf por 'Lady Bird' 
Lois Smith por 'Marjorie Prime' 
Taliah Lennice Webster por 'Good Time' 

MEJOR ACTOR DE REPARTO 
Nnamdi Asomugha por 'Crown Heights' 
Armie Hammer por 'Call Me by Your Name' 
Barry Keoghan por 'El sacrificio de un ciervo sagrado' 
Sam Rockwell por 'Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri' 
Benny Safdie por 'Good Time' 

MEJOR GUIÓN 
Greta Gerwig por 'Lady Bird' 
Azazel Jacobs por 'The Lovers' 
Martin McDonagh por 'Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri' 
Jordan Peele por 'Déjame salir' 
Mike White por 'Beatriz at Dinner' 

MEJOR PRIMER GUIÓN 
Kris Avedisian por 'Donald Cried' 
Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani por 'La gran enfermedad del amor' 
Ingrid Jungermann por 'Women Who Kill' 
Kogonada por 'Columbus' 
David Branson Smith y Matt Spicer por 'Ingrid Goes West' 

MEJOR ÓPERA PRIMA 
'Columbus' 
'Ingrid Goes West' 
'Menashe' 
‘Oh Lucy!’ 
'Patti Cake$' 

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA 
'120 pulsaciones por minuto' (Francia) 
'Una mujer fantástica' (Chile) 
'I Am Not a Witch' (Zambia/Reino Unido) 
'Lady Macbeth' (Reino Unido) 
'Sin amor (Loveless)' (Rusia) 

MEJOR DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA 
Thimios Bakatakis por 'El sacrificio de un ciervo sagrado' 
Elisha Christian por 'Columbus' 
Hélène Louvart por 'Beach Rats' 
Sayombhu Mukdeeprom por 'Call Me by Your Name' 
Joshua James Richards por 'The Rider' 

MEJOR MONTAJE 
'Good Time' 
'Call Me by Your Name' 
'The Rider' 
'Déjame salir' 
'Yo, Tonya' 

MEJOR DOCUMENTAL 
'The Departure' 
'Caras y lugares' 
'Last Men in Aleppo' 
'Motherland' 
'Quest' 

PREMIO JOHN CASSAVETES 
'Dayveon'
'A Ghost Story' 
'La vida y nada más' 
'Most Beautiful Island' 
'The Transfiguration' 

PREMIO ROBERT ALTMAN A MEJOR DIRECTOR, DIRECTOR DE REPARTO Y REPARTO
'Mudbound'

viernes, 17 de noviembre de 2017

LA LIGA DE LA JUSTICIA (Justice League)

El director Zack Snyder y yo mantenemos una relación inversamente proporcional al éxito y aclamación de sus películas. Siento una mayor devoción por sus títulos más criticados, mientras que sus grandes éxitos de taquilla me dejan indiferente. Pertenezco, por tanto, a esa minoría a la que le gustó “Watchmen”, aunque recibiera comentarios ácidos y, habida cuenta su inversión, no llegara a resultar rentable. Sin embargo, “300” y “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia” me dejaron frío, pese a sus impresionantes cifras de recaudación. Ahora estrena “La liga de la Justicia” con la pesada responsabilidad de lograr beneficios para las productoras Warner y DC Comics, que han empleado en el rodaje un presupuesto superior a los trescientos millones de dólares. No obstante, resultará dudoso confirmar qué parte del metraje es obra de Snyder y cuál de su sucesor detrás de la cámara, Joss Whedon, ya que el primero abandonó el proyecto antes de finalizar la filmación, sustituyéndole (paradojas del destino) el guionista y también responsable de “Los vengadores”, la saga de la competencia creada por la factoría Marvel. 
En cualquier caso, considero que “La liga de la Justicia” es un largometraje de mayor calidad que su predecesor en cuanto a la habilidad narrativa, los aspectos técnicos, la trama y la presentación de los personajes (sin duda, más equilibrada con relación a la acción y a los efectos especiales). Sin parecerme una cinta relevante dentro de su origen en el cómic, reconozco que su nivel es aceptable y que hará las delicias de los incondicionales del género, al tiempo que también gustará a quienes, sin ser tan aficionados, apuesten por un cine visual, de puro entretenimiento y alejado de los límites de la realidad. 
Después del sacrificio llevado a cabo por Superman, Bruce Wayne cambia radicalmente y se empeña en reclutar a nuevos aliados con habilidades extraordinarias para crear un equipo de superhéroes que luchen contra el mal. Así, termina contando con la ayuda de Wonder Woman, Cyborg, Aquaman y Flash. Juntos deberán hacer frente a un poderoso adversario venido de otro planeta. 
La presente superproducción se enfrenta a numerosos problemas que no siempre solventa de forma satisfactoria. En mi caso particular, parto ya de un notable grado de saturación en lo que a films de superhéroes se refiere. La acumulación de títulos y la reiteración de tópicos y fórmulas comienzan a cansarme, haciendo que no sea factible sorprenderme ni divertirme a través de espectaculares recreaciones o imágenes impactantes. A lo anterior, además, se añaden numerosos inconvenientes objetivos de los que me limitaré a señalar cuatro. El primero, que el potencial de cada héroe por separado no suma al juntarlos a todos, pues no siempre combinan a la perfección ni aportan como lo hacen por separado en sus respectivas obras. El segundo, que las comparaciones son odiosas y el listón alcanzado por el Batman de Christopher Nolan pesa demasiado. El tercero, que Ben Affleck no da el pego como hombre intenso, circunspecto y atormentado, desgarrado por sus tragedias pasadas y por su responsabilidad presente, y máxime cuando, al mismo tiempo, debe dar un tono jocoso a algunos diálogos. Y el cuarto, que los villanos continúan siendo el talón de Aquiles de gran parte de estas superproducciones y, concretamente, en “La liga de la Justicia” suponen un demérito importante. 
Por el contrario, es evidente que, desde el punto de vista técnico, se trata un trabajo notable. Aunque poco original y llamativa, la apuesta visual es importante, si bien se limita a transitar por caminos ya andados en anteriores estrenos. El ritmo y la intensidad se amoldan a lo esperado. Correcta y entretenida en buena parte de la proyección, se trata de una apuesta segura, apenas arriesgada e innovadora, y que mejora a su antecesora, pero a la que no le auguro progresos en cuanto a méritos de cara al futuro. 
Además del citado Ben Affleck, completan el reparto Gal Galdot (que repite papel tras la acertada “Wonder Woman”), Jason Momoa (quien prepara su estreno en 2018 como Acuaman en solitario), Ezra Miller (Flash) y Ray Fisher (Cyborg). Les acompaña un elenco de grandes actores, como Amy Adams, Diane Lane, J.K. Simmons o Jeremy Irons, a cargo de papeles secundarios.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:
Título original: Justice League
Año: 2017
Duración: 121 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Zack Snyder
Guion: Chris Terrio, Joss Whedon (Historia: Zack Snyder, Chris Terrio)
Música: Danny Elfman
Fotografía: Fabian Wagner
Reparto: Ben Affleck, Gal Gadot, Ezra Miller, Jason Momoa, Ray Fisher, Henry Cavill, Amber Heard, Amy Adams, Jesse Eisenberg, J.K. Simmons, Jeremy Irons, Willem Dafoe, Shalini Peiris, Connie Nielsen, Robin Wright, Diane Lane, Kiersey Clemons, Billy Crudup