LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 21 de abril de 2017

JOHN WICK: PACTO DE SANGRE (John Wick: Chapter 2)

A los escasos minutos de proyección, el desenfreno de cadáveres, tiros y violencia ya evidenciaban lo que cabría esperar del resto del metraje de “John Wick 2”, cinta estrenada con el subtítulo de “Pacto de sangre”. Se trata de un proyecto ideado como una loa a las peleas coreografiadas y a la furia desmedida, a la acción entendida como feroz desahogo que busca el alivio provocado por el ensañamiento. Dicen que, para alguien que acumula grandes dosis de rabia contenida, no hay nada tan reparador como ponerse unos guantes de boxeo y dedicarse a golpear un saco. En tal caso, los creadores de esta historia deben albergar en su interior un torrente de agresividad que han tratado de liberar y saciar a través de la filmación de estas luchas y enfrentamientos. 
Su director, Chad Stahelski, ha desarrollado una larga carrera como especialista de cine, participando en la saga “Matrix” y en títulos como “Alien: Resurrección”, “El mañana nunca muere”, “Spiderman 2”, “La jungla 4.0”, “X-Men orígenes: Lobezno” y “Los juegos del hambre”, entre un largo etcétera. Hasta la fecha sólo ha realizado dos películas, precisamente las dos entregas de “John Wick”. La primera se estrenó en el año 2014 y ahora llega a las carteleras la segunda. Stahelski posee, sin duda, un conocimiento muy preciso de las técnicas de rodaje de confrontaciones físicas y un elevado dominio de la plasmación de secuencias arriesgadas. Porque esa -y no otra- es la base de este largometraje. Así que, quienes busquen una experiencia cinematográfica cimentada sobre los combates cuerpo a cuerpo, las contiendas intensas y cualquier manifestación descarnada de resolución de conflictos, tienen en este film una vía interesante para canalizar sus aspiraciones. En ese sentido, es justo reconocer que, desde el punto de visual, deslumbra a ratos. 
No obstante, a mí me cuesta aguantar más de dos horas sentado en una butaca si el principal reclamo que me ofrecen consiste en una sobredosis de furor intenso. A los pocos minutos pierdo el interés por la trama y sus personajes, y la proyección se me hace eterna, por más que a muchos otros espectadores les resulte muy gratificante y recomendable esta pizca de originalidad a la hora de plasmar semejante coctel de balas, golpes y muerte. Pero todos los que aspiren a algo más sentirán que el guion no avanza, enredado en una apabullante y perpetua exhibición de guantazos, patadas y disparos. Pese a ello, algunas de sus propuestas me sorprendieron y varias de sus escenas están revestidas de una cierta elegancia visual. Por momentos uno no sabe si está asistiendo a una dura refriega o un extraño ballet. En todo caso, dentro de este subgénero tan peculiar, se trata de una apuesta con un nivel de ingenio superior a la media. 
El legendario asesino John Wick se ve obligado a salir de su retiro porque un antiguo socio se halla inmerso en un complot para controlar la siniestra hermandad internacional de asesinos. Comprometido por un juramento de sangre, Wick viaja a Roma para ayudarle. Allí se tendrá que enfrentar en una guerra despiadada a algunos de los mercenarios más letales del mundo. 
Dos de los protagonistas de la trilogía “Matrix” -Keanu Reeves y Laurence Fishburne- encabezan el reparto. El primero encarna al personaje que da nombre a la cinta y lleva a cabo una recreación eficaz. El segundo continúa explotando su sugestiva presencia física ante la cámara. Los actores Ruby Rose, John Leguizamo e Ian McShane completan el equipo artístico.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Título original: John Wick: Chapter Two
Año: 2017
Duración: 122 min.
País: Estados Unidos
Director: Chad Stahelski
Guion: Derek Kolstad
Música: Tyler Bates, Joel J. Richard
Fotografía: Dan Laustsen
Reparto: Keanu Reeves, Riccardo Scamarcio, Bridget Moynahan, Ruby Rose, Peter Stormare, Ian McShane, Common, Alex Ziwak, Margaret Daly, Heidi Moneymaker, Laurence Fishburne, Lance Reddick, Claudia Gerini, John Leguizamo, Franco Nero

No hay comentarios: