LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 3 de junio de 2016

WARCRAFT

Iba a comenzar mi valoración sobre “Warcraft” afirmando que el cine está en crisis. Pero siempre que oigo comentar a alguien que vivimos tiempos difíciles recuerdo una escena de la maravillosa película “El hijo de la novia”. En ella, un hombre de negocios trata de convencer al protagonista de que venda su restaurante utilizando un sencillo argumento: la precaria situación económica por la que atraviesa el país indica que la venta es la mejor opción. Entonces, un extraordinario Ricardo Darín, ayudado de su envolvente acento argentino, le responde con el siguiente discurso: “¿Cuándo no hubo crisis acá? Quiero decir, si no hay inflación hay recesión y, si no, hay recesión con inflación. Si no es el Fondo Monetario es el Frente Popular… La cuestión es que si no es en el frente es en el fondo, pero siempre una mancha de humedad en esta casa hay.” Y tiene toda la razón. Siempre estamos en crisis y el cine no es una excepción, aunque ahora no estoy hablando sólo de las cuestiones financieras sino de las creativas y artísticas. 
Hace escasas semanas llegó a las salas de proyección el film “Angry Birds”. Por alguna extraña razón que no llego a comprender, determinadas personas consideraron que era buena idea trasladar a la gran pantalla este popular juego para dispositivos móviles, una de esas aplicaciones que se descargan en los teléfonos de última generación y que, supuestamente, sirve para que la gente rellene sus tiempos muertos moviendo el dedo sin parar. Y ahora le ha tocado el turno a “Warcraft”, estreno basado en unos famosos videojuegos sobre guerras épicas y fantásticas. 
Para ser sincero, no recuerdo ni una sola adaptación cinematográfica de un producto para consolas o similares que se haya llevado a cabo con acierto. Desde que en 1993 se estrenase “Super Mario Bros” (todavía me pregunto cómo convencieron a Bob Hoskins para que participara en aquel rodaje), todos los títulos que me vienen a la cabeza oscilan entre lo prescindible y lo espantoso. “Street Figther” en 1994, “Mortal Kombat” en 1995, los largometrajes de Lara Croft, la bochornosa “DOA: Dead or Alive” en 2006 o el gran fiasco de “Prince of Persia” en 2010, por citar unas cuantas de ellas. Tan sólo las cintas de “Resident Evil” obtuvieron alguna repercusión, aunque sólo fuera en términos de taquilla. 
¿Por qué entonces ese empeño en tropezar reiteradamente en la misma piedra y desnaturalizar el cine? Es un misterio. Puedo reconocerle a “Warcraft” una pulcritud técnica notable y una recreación visual imponente –características, por otra parte, no especialmente meritorias cuando se dispone de un presupuesto de ciento sesenta millones de dólares-. En los demás aspectos, es otro nuevo intento (en mi caso particular, inútil) de apabullar visualmente al espectador e intentar que no caiga en la cuenta del enorme vacío de guión, interpretación y narración. En definitiva, la negación misma del cine hecha cine. Una paradoja macabra. 
La trama nos traslada a un mundo donde habitan especies tan distintas como los humanos, los orcos o los enanos. Un escenario en el que la magia, los hechizos y las batallas acaparan toda la atención de los dos bandos del conflicto. Por un lado, los humanos, liderados por la Alianza. Por el otro, los orcos, a cargo de un sanguinario ejército conocido como la Horda. 
El cineasta británico Duncan Jones, que debutó en 2009 con la meritoria “Moon” -llegó a ganar un BAFTA- se sitúa detrás de la cámara. Sin embargo, aquí pierde gran parte de su creatividad y de su capacidad narrativa para embarcarse en un proyecto claramente fallido. Los actores que integran el reparto son desconocidos para el gran público: Travis Fimmel, Paula Patton (secundaria en “Déjà vu”, con Denzel Washington o “Misión imposible: Protocolo fantasma”, con Tom Cruise) , Ben Foster (“El tren de las 3:10”) y Dominic Cooper (“Capitán América: el primer vengador”).

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Película: Warcraft: El origen.
Dirección: Duncan Jones.
País: USA. Año: 2016. Duración: 123 min. Género: Acción, fantástico.
Reparto: Travis Fimmel (Anduin Lothar), Ben Foster (Medivh), Paula Patton (Garona), Toby Kebbell (Durotan), Rob Kazinsky (Orgrim), Dominic Cooper (rey Llane Wrynn), Daniel Wu (Gul’Dan), Ben Schnetzer (Khadgar), Ruth Negga (lady Taria).
Guion: Charles Leavitt y Duncan Jones, basado en el videojuego.

2 comentarios:

Juan Manuel Mestre dijo...

Aún no veo la película, ya que en mi querido país se estrena el 30 de junio, pero vengo siguiendo como está llendole en los países donde ya se estrenó y el comentario de la gente que ya pudo verla. Y yo creo que tan mala no es, hasta podría decirse que hasta puede llegar a ser muy buena (al menos para los fanáticos). Porque bien sabemos que no es muy rica la historia de la primera guerra, es muy a lo señor de los anillos (ami me encanto la peli, pero es para verla una sola vez, aunque la vi miles de veces, y ahora puedo decir que es muy pobre también,la primera es un bodrio, la segunda mejora un poco y la tercera ya es mejor). Sólo espero que tenga éxito para que hagan una secuela. Porque ahí es cuando se va a poner mucho mejor la historia. Muero por ver a los dioses antiguos, kil jaeden, etc.

Juan Manuel Mestre dijo...

Aún no veo la película, ya que en mi querido país se estrena el 30 de junio, pero vengo siguiendo como está llendole en los países donde ya se estrenó y el comentario de la gente que ya pudo verla. Y yo creo que tan mala no es, hasta podría decirse que hasta puede llegar a ser muy buena (al menos para los fanáticos). Porque bien sabemos que no es muy rica la historia de la primera guerra, es muy a lo señor de los anillos (ami me encanto la peli, pero es para verla una sola vez, aunque la vi miles de veces, y ahora puedo decir que es muy pobre también,la primera es un bodrio, la segunda mejora un poco y la tercera ya es mejor). Sólo espero que tenga éxito para que hagan una secuela. Porque ahí es cuando se va a poner mucho mejor la historia. Muero por ver a los dioses antiguos, kil jaeden, etc.