LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 16 de diciembre de 2016

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS (Rogue One)

“Spin-off” es un término anglosajón empleado para referirse a un proyecto nacido como extensión de otro anterior. Una especie de idea desgajada de una trama principal, que se desarrolla hasta convertirse en una historia paralela y autónoma, aunque vinculada a la originaria. Según esto, “Rogue One” es un “spin-off” de “La guerra de las galaxias”, la legendaria saga que ha ido contándose de forma desordenada en el tiempo. Primero se estrenaron los episodios IV, V y VI (a finales de los setenta y principios de los ochenta). Luego, los I, II, y III (de la última etapa del siglo pasado y comienzos del actual). Más recientemente, en 2015, llegó el VII. Se abre por lo tanto un nuevo espacio donde se narra lo ocurrido entre las entregas III y IV, pero sin la presencia de los personajes e iconos de la odisea espacial más famosa y emblemática de la Historia del Cine. Aun así, es posible disfrutar de la poderosa voz de “Darth Vader” (a cargo de nuevo del actor James Earl Jones en la versión original) y de alguna figura secundaria, como la del senador Bail Organa, interpretado en su momento por Jimmy Smits). Sin embargo, no se trata de apariciones estelares. 
“Rogue One: Una historia de Star Wars” es una correcta película de acción y ciencia ficción, un digno largometraje nacido al amparo de la idea inicial de George Lucas. De hecho, la pérdida de gancho motivada por la ausencia de los protagonistas más populares y por la escasez de magnetismo derivada de la falta de aquella combinación extraña pero efectiva entre aventura, comedia y drama con trascendencia filosófica, se compensa con unas dosis más que notables de acción de calidad y de entretenimiento efectivo. No hay duda de que se echan de menos algunas señas de identidad de la saga pero, objetivamente, se trata de un proyecto bien elaborado y cuidadosamente presentado. Tal vez no vaya a figurar entre los mejores títulos del serial, pero tampoco entre los peores. 
El Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la “Estrella de la Muerte”. Ante ello, un grupo de valientes rebeldes decide llevar a cabo la peligrosa misión de robar los planos de dicha estación antes de que entre en funcionamiento, enfrentándose mientras tanto al poderoso Lord Sith, Darth Vader, discípulo del despiadado Emperador Palpatine. 
El director de la cinta es el joven británico Gareth Edwards, que hasta la fecha tan sólo había estrenado “Monsters” (2010) y “Godzilla” (2014), en las que no reflejaba grandes dotes como cineasta. Sin embargo, ha superado de un modo notable el reto de dar el salto a una de las franquicias más importantes del género. La puesta en escena es impecable y la aureola de cinta emblemática sobre “la fuerza” y “el lado oscuro” no se resiente ni un ápice. Como ya he manifestado seriamente en varias ocasiones, mantengo mi tesis de que este peculiar universo galáctico ofrece la mejor recreación jamás filmada sobre el Bien y el Mal, una esencia que aquí se sigue manteniendo. 
A aquellos espectadores que no se hayan visto aún atraídos por el imán de esta fábula (a medio camino entre el movimiento “friki” y la ciencia ficción) no se les pondrá la piel de gallina en alguna de sus escenas. Por el contrario, quienes formen parte de su legión de fieles seguidores, disfrutarán con más de dos horas de proyección destinadas a satisfacer sus ávidas pretensiones cinematográficas. Al margen de algún altibajo narrativo, consecuencia tal vez del excesivo metraje, la obra resulta respetuosa con el alma de sus predecesoras. 
Dentro del equipo artístico, resalta la versatilidad de la actriz Felicity Jones, todavía en cartel con “Un monstruo viene a verme” y tras el buen sabor de boca dejado en cintas tan dispares como “La teoría del todo” o “Like Crazy”. Le acompañan el mexicano Diego Luna (“Open Range”, “La terminal”, “Mi nombre es Harvey Milk”) y Forest Whitaker (Oscar por “El último rey de Escocia” y cuya larga filmografía contiene títulos tan destacados como la reciente “La llegada”, “El mayordomo”, “La habitación del pánico”, “Smoke” y “Juego de lágrimas”).

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Película: Rogue One: Una historia de Star Wars.
Título original: Rogue One: A Star Wars Story.
Dirección: Gareth Edwards.
País: USA. Año: 2016. Género: Acción, ciencia-ficción, fantástico.
Interpretación: Felicity Jones, Forest Whitaker, Mads Mikkelsen, Ben Mendelsohn, Alan Tudyk, Donnie Yen, Diego Luna.
Guion: Chris Weitz; basado en los personajes creados por George Lucas.
Música: Alexandre Desplat.

No hay comentarios: