LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 31 de mayo de 2013

RESACÓN 3 (The Hangover Part III)



Decía Winston Churchill que "el humor es una cosa muy seria", seguramente por la importancia que tiene afrontar la vida con una buena dosis de comicidad. Abundando en esa idea, rodar una comedia es un propósito que, para que salga bien, debe tomarse muy en serio. Del mismo modo que un buen musical no se reduce a juntar unas canciones con otras, una buena comedia no consiste en una simple concatenación de “gags”, dejando al margen si las situaciones plasmadas en la pantalla son graciosas o no. Cada persona tiene su particular sentido del humor y lo que a algunas les hace reír, a otras les produce la indiferencia más absoluta. Me refiero a narrar una buena historia con maestría, contando con personajes interesantes y, además, provocando risas y sonrisas durante buena parte del metraje. En definitiva, divirtiendo al público. Sin embargo en este caso, como en tantos otros, no se parte de una idea brillante que, una vez desarrollada, se convierta en largometraje. Aquí, simplemente, se reitera la intención de utilizar una fórmula que años atrás ya generó cuantiosos beneficios. Se trata de exprimir al máximo la gallina de los huevos de oro, aun a riesgo de que el animal fallezca. 
En el año 2009, los inesperados y deslumbrantes resultados de “Resacón en Las Vegas” sorprendieron incluso a sus propios creadores. Con un coste de apenas treinta y cinco millones de dólares, recaudaron mundialmente más de cuatrocientos sesenta, además de obtener el prestigioso Globo de Oro a la mejor película en la categoría de comedia. Visto lo visto, su segunda parte apenas tardó un par de años en llegar a las salas de proyección. En aquella ocasión, y pese a contar con el doble de presupuesto, redujo sus ingresos en el mercado estadounidense, si bien su rentabilidad continúo siendo muy elevada. Por eso, y sólo por eso, se estrena ahora el tercer “Resacón”, con el triple de inversión (sí, han leído bien, más de cien millones de dólares ha costado su rodaje) y con unas cifras en taquilla nuevamente a la baja tras su primer fin de semana de exhibición. No obstante, sospecho que hasta que los productores no vislumbren los números rojos, no estarán por la labor de frenar sus aspiraciones de hacer caja. 

Reconozco que algunas escenas tienen su gracia pero son cada vez más escasas y con peor fortuna. Rozan el ridículo con mayor frecuencia y su contenido carece de importancia e interés. La única pretensión se centra en reunir a los mismos personajes de antaño con la esperanza de que, llevados por la inercia, los espectadores adquieran de nuevo una entrada. Se juega con la baza de que vayan con la sonrisa puesta de antemano, animados por el recuerdo de las dos primeras entregas, pero la decadencia se ha adueñado de forma innegable de esta última parte de la trilogía. Por ello, aventuro que la sensación de la inmensa mayoría al salir del cine será peor que al entrar. 
El equipo artístico repite, con Todd Phillips como guionista y director y con los actores Bradley Cooper, Ed Helms y Zach Galifianakis dando vida al alocado trío protagonista. También aparecen en papeles secundarios John Goodman y Heather Graham. Ninguno de ellos consigue evitar el regusto a refrito, similar al que resulta de cocinar la cena con las sobras del almuerzo. “La vida tiene un pésimo sentido del humor” decía Patrick Swayze al final de "Le llaman Bodhi". En mi opinión, algunos cineastas también.

Trailer en castellano

Trailer en versión original

Datos del film:
Película: Resacón 3. Título original: The hangover: Part 3.
Dirección: Todd Phillips.
País: USA. Año: 2013. Duración: 100 min. Género: Comedia.
Interpretación: Bradley Cooper (Phil), Ed Helms (Stu), Zach Galifianakis (Alan), Justin Bartha (Doug), Ken Jeong (Sr. Chow), Heather Graham (Jade), Mike Epps (Black Doug), Jamie Chung (Lauren), John Goodman (Marshall), Jeffrey Tambor (Sid).
Guion: Todd Phillips y Craig Mazin; basado en los personajes creados por Jon Lucas y Scott Moore.
Producción: Daniel Goldberg y Todd Phillips.
Música: Christophe Beck.
Fotografía: Lawrence Sher.
Montaje: Jeff Groth y Debra Neil-Fisher.
Diseño de producción: Maher Ahmad.
Vestuario: Louise Mingenbach.

No hay comentarios: