LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 10 de mayo de 2013

OBJETIVO: LA CASA BLANCA (Olympus Has Fallen)



La lista de películas estadounidenses en las que el Presidente de la nación es su protagonista o una de sus piezas esenciales es muy significativa. Analizando el fenómeno desde la proporcionalidad, se abre un abismo en comparación con el resto de cinematografías internacionales. Sin embargo, pese a que la industria norteamericana ha producido magníficos títulos de trasfondo político, no ha hecho lo mismo al abordar el tema a través del género de acción. La única excepción que me viene a la memoria es la del notable “En la línea de fuego” de Wolfgang Petersen, con unas magníficas interpretaciones de Clint Eastwood y John Malkovich. Todos los demás, desde “Independence Day” hasta “Air Force One”, desde “Deep Impact” hasta “2012”, han rozado la mediocridad. Pero, por lo visto, es cierto que siempre se puede ir a peor. 
Hasta la fecha me había resultado complicado calificar al director Antoine Fuqua ya que, aunque ninguno de sus trabajos me ha gustado al cien por cien, les he llegado a encontrar algún detalle positivo. “Training Day” aportó un gran duelo interpretativo entre el siempre eficaz e imponente Denzel Washington (en mi opinión, uno de los mejores actores del panorama actual, si bien yo no le hubiera dado el Oscar por este papel, teniendo en cuenta que tenía enfrente la espectacular recreación del boxeador Muhammad Alí a cargo de un magistral Will Smith) y un resolutivo Ethan Hawke. Su versión de “El Rey Arturo”, pese a desentonar a causa del moderno estilo narrativo que le impuso, resultó entretenida, sobre todo gracias a la participación de otras dos figuras tan atractivas como Clive Owen y Keira Knightley. En definitiva, podría catalogar todos sus proyectos como una combinación entre aciertos y errores, lo que le ha mantenido en ese grupo de realizadores que, sin destacar, aprueban cada examen. 

Sin embargo, con la trama que ha pretendido urdir en “Objetivo: La Casa Blanca” ha terminado por bordear el ridículo de forma inequívoca. En un guiño evidente a la conflictiva situación actual, los coreanos asumen el papel de malos y, tras asaltar la residencia presidencial, secuestran al máximo mandatario con el fin de poner en marcha un siniestro plan de destrucción. Ante semejante amenaza, será un solo hombre quien se enfrente a decenas de terroristas, mientras retransmite sus progresos por radio a las fuerzas leales situadas fuera del recinto. La última parte es una copia bastante burda de “Jungla de Cristal”, con el insalvable matiz de que la cinta protagonizada por Bruce Willis es, probablemente, la mejor muestra de cine de acción de la década de los ochenta y una de las mejores de la historia del Séptimo Arte. En compensación, ésta que ahora llega a nuestras pantallas pasará por ellas sin pena ni gloria y será olvidada con rapidez. 
De entrada, un largometraje de estas características no puede permitirse el lujo de perder sus primeros veinte minutos de proyección sin abordar la intriga y la acción que la sustentan. Pero es que, además, cuando por fin arranca de verdad, no debe ofrecer al espectador una secuencia como la del ataque aéreo enemigo que termina con un avión estrellándose contra el monumento a Washington. Estas ocurrencias sólo pueden funcionar en sátiras como la irreverente “Mars Attacks” de Tim Burton. De otro modo, cualquier pretensión de verosimilitud o trascendencia dramática resulta enormemente desafortunada. 
Tampoco el protagonista, Gerard Butler, termina de encontrar su sitio en el género de acción y, a pesar de que, en principio, el equipo artístico es interesante, tanto Morgan Freeman como Aaron Eckhart, Angela Bassett y Ashley Judd se pierden en una realización que no cubre ninguna de las expectativas generadas.

Trailer en castellano:

Trailer en versión original:



Datos del film:
Película: Objetivo: La Casa Blanca. Título original: Olympus has fallen.
Dirección: Antoine Fuqua.
País: USA. Año: 2013. Duración: 119 min. Género: Acción, thriller.
Interpretación: Gerard Butler (Mike Banning), Aaron Eckhart (presidente Benjamin Asher), Morgan Freeman (Trumbull), Radha Mitchell (Leah), Dylan McDermott (Forbes), Angela Bassett (Lynn Jacobs), Cole Hauser (Roma), Melissa Leo (Ruth), Ashley Judd (Margaret Asher), Rick Yune (Kang).
Guion: Katrin Benedikt y Creighton Rothenberger.
Producción: Antoine Fuqua, Gerard Butler, Ed Cathell III, Mark Gill, Alan Siegel y Danny Lerner.
Música: Trevor Morris.
Fotografía: Conrad W. Hall.
Montaje: John Refoua.
Diseño de producción: Derek R. Hill.
Vestuario: Doug Hall.

2 comentarios:

Meg dijo...

ufff, pues vista tu opinión, y que el tema está ya un poco repetido, creo que la dejaré pasar.Un besote!

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Sí, déjala pasar, que ya vendrán mejores... Un beso.