LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 9 de noviembre de 2012

SKYFALL


Nunca he sido un aficionado declarado de las películas de James Bond. A mi modo de ver, esta legendaria saga cinematográfica resulta demasiado artificial. Su protagonista, excesivamente trucado, desde la forma de conquistar a las mujeres a la de salir indemne de las peleas, desde la chulería con la que pide el Martini a la sofisticación de las armas que utiliza o el lujo de los coches que conduce. Y los demás personajes, demasiado estereotipados. El conjunto rebosa una falsedad que termina por desagradarme, similar a la sensación que me produce Las Vegas en mitad del desierto de Nevada, con sus luces de neón, sus opulentos casinos, sus fuegos artificiales y la suntuosidad de sus hoteles. Admito que los visitantes puedan sentirse cautivados de entrada ante semejante espectáculo visual pero, con el paso del tiempo, lo postizo y hortera de la propuesta neutraliza cualquier otra virtud. 

Durante décadas, las aventuras de 007 eran para mí como la ciudad del juego por excelencia. Es cierto que, al fin y al cabo, hablamos de ficción y, por lo tanto, no procede exigir en modo alguno una precisión realista pero, como ocurre en gastronomía, para hacer un plato hay que poner las dosis justas de cada condimento y hacerlo a gusto del comensal y, en este caso, la dosis de falsedad se me antojaba excesiva y la cocción alejada del punto exacto.

Pero llegó la versión de “Casino Royale” de 2006 (no la original de 1967) y reconozco que me gustó. Contenía en gran medida la esencia del agente secreto creado por Ian Fleming pero reflejaba además un modelo de acción mucho más trepidante y elaborada. El personaje mostraba más matices y complejidades y la trama estaba narrada con cierta coherencia. Supuso para mí el resurgimiento de una saga en decadencia, hasta el punto de considerarlo el mejor título de cuantos la integran.



Sin embargo, “Skyfall” da un paso atrás, principalmente debido a un guion salpicado de fallos, que avanza a trompicones y sin una coordinación mínima. Obviamente, esta circunstancia no influirá sobre aquellos espectadores que se conforman con la aparatosidad de las peleas, la tensión de las persecuciones y la grandilocuencia visual. Pero quienes aspiren a disfrutar de un relato bien contado se sentirán decepcionados. Pondré un par de ejemplos. Uno, la falta de creatividad que implica no aclarar cómo se escapa el villano de su celda y mata a sus vigilantes. Dos, la chapuza que supone mostrar el apellido Bond sobre las tumbas de los padres del espía, muertos cuando éste era un niño, habida cuenta que se trata de una identidad falsa utilizada en sus misiones. En definitiva, son numerosas las secuencias inexplicables que el público debe dar por buenas durante toda la proyección porque, como le dé por pararse a pensar, empezará a entrar la risa.

Para colmo de males, las denominadas “chicas Bond”, seña de identidad de estos largometrajes, aquí carecen prácticamente de relevancia. Lejos quedó Vesper Lynd, desgraciadamente.

Pero, aunque no esté a la altura de las grandes muestras del género y se sitúe muy por detrás de otros de sus colegas –como el incomparable Jason Bourne- no todo es negativo en “Skyfall”. Algunas de sus escenas logran entretener, si bien en un metraje cercano a las dos horas y media mantener el listón del entretenimiento a una altura permanentemente elevada es dificilísimo. Lo más elogiable son las interpretaciones de la pareja protagonista. En concreto, el actor español Javier Bardem lleva a cabo una recreación muy solvente del malvado Silva y lo coloca en lo más alto del pódium de quienes se han enfrentado al carismático agente del MI6 a lo largo de su dilatada trayectoria. Por lo que respecta a la fotografía y a la dirección artística, ambas son correctas. Y, por último, el emblemático tema principal compuesto por Monty Norman y popularizado por el maestro John Barry continúa siendo un placer para los oídos.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film

Película: Skyfall.
Dirección: Sam Mendes.
Países: Reino Unido y USA. Año: 2012. Duración: 143 min. Género: Acción, thriller.
Interpretación: Daniel Craig (James Bond), Judi Dench (M), Bérénice Marlohe (Sévérine), Javier Bardem (Silva), Ralph Fiennes (Gareth Mallory), Ben Whishaw (Q), Naomie Harris (Eve), Helen McCrory (Clair), Albert Finney (Kincade), Ola Rapace (Patrice).
Guion: John Logan, Neal Purvis y Robert Wade; a partir de los personajes creados por Ian Fleming.
Producción: Barbara Broccoli y Michael G. Wilson.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Roger Deakins.
Montaje: Stuart Baird.
Diseño de producción: Dennis Gassner.
Vestuario: Jany Temime.

No hay comentarios: