LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 25 de septiembre de 2012

PAUL NEWMAN

Paul Leonard Newman, conocido artísticamente como Paul Newman, nació en Shaker Heights el 26 de enero de 1925 y falleció en Westport el 26 de septiembre de 2008. Fue uno de los más famosos e importantes actores que ha tenido la industria de Hollywood, además de director y productor. Obtuvo dos Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood y un Globo de Oro de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. También mantuvo una actividad digna de destacar como piloto de automovilismo y se alzó con triunfos significativos en varias carreras. Sus padres se llamaban Arthur y Theresa y tuvo un hermano mayor de igual nombre que su progenitor.
Cuando ingresó en 1951 en la Escuela de Interpretación de Yale ya poseía alguna experiencia como actor amateur en su etapa colegial y universitaria. Tanto en Yale como, posteriormente, en el famoso Actor's Studio fue perfeccionando sus aptitudes interpretativas. En la ciudad de Nueva York logró debutar en series de televisión y en escenarios de Broadway, consiguiendo un notorio éxito de la crítica gracias a su participación en la obra "Picnic". Ese papel y su inmenso atractivo físico fueron claves para abrirle las puertas del mundo del cine. La productora Warner Bros fue la primera en interesarse por Newman, quien debutó en la gran pantalla en "El cáliz de plata" (1954).
Su gran oportunidad llegó cuando fue elegido para encarnar al boxeador Rocky Graziano en "Marcado por el odio" (1956), largometraje dirigido por Robert Wise. En la década de los cincuenta actuó en títulos como "The Rack" (1956) de Arnold Laven, "El zurdo" (1958) de Arthur Penn, "La gata sobre el tejado de zinc" (1958), de Richard Brooks -que adaptaba una obra teatral de Tennessee Williams y por la que recibiría su primera nominación a la estatuilla de Hollywood-, "La ciudad frente a mí" (1959) de Vincent Sherman y dos films con su mujer -la también actriz Joanne Woodward-: la comedia "Un marido en apuros" (1958) de Leo McCarey y el drama "El largo y cálido verano" (1958), cinta dirigida por Martin Ritt.
A comienzos de los años sesenta colaboró en dos películas que, por diferentes causas, tuvieron una excelente acogida. Una fue "Éxodo" (1960) de Otto Preminger, versión cinematográfica de la voluminosa novela que el especialista en best-sellers Leon Uris escribió sobre la formación del estado de Israel. Concebida como un gran espectáculo, Preminger consiguió introducir algunos momentos de excelente cine. Newman encarnó a Ari Ben Canaan, el agente judío que transportaba a los emigrantes judíos hasta Israel para participar allí en la lucha contra los ingleses y los árabes. Su otro trabajo relevante al inicio de la década fue "El buscavidas" (1961) de Robert Rossen, una historia dura y sin concesiones sobre la vida de un jugador profesional de billar que lucha por abrirse paso en un mundo lleno de trampas y en medio de organizaciones mafiosas y violentas. Por esta interpretación recibió su segunda nominación al Oscar. Otros títulos destacados de esta etapa fueron "Dulce pájaro de juventud" (1962) de Richard Brooks, "Hud" (1963), de nuevo bajo la dirección de Martin Ritt, "El premio" (1963) de Mark Robson, "Cortina rasgada" (1966) de Alfred Hitchcock, "Harper, investigador privado" (1966) de Jack Smight, "La leyenda del indomable" (1967) de Stuart Rosenberg, y "Hombre" (1967), de nuevo a las órdenes de Ritt. Muy fructífera resultó la alianza con su compañero de profesión Robert Redford y con el realizador George Roy Hill en "Dos hombres y un destino" (1969) y "El golpe" (1973).
En su faceta como director realizó cinco películas, algunas de las cuales mostraban su deseo de rodar un cine diferente donde las ideas y la tipología de los personajes dominaran sobre la acción y la anécdota. En alguna de ellas el protagonismo femenino recayó en su esposa, Joanne Woodward. En este sentido se deben mencionar “Rachel, Rachel” (1968) y “El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas” (1972). Aunque sus trabajos tras la cámara solían ser acogidos respetuosamente, distaban mucho de la imagen que como actor transmitía en la pantalla y de la idea -a veces, errónea- que el público se había formado sobre él. No obstante, tal circunstancia no le impidió seguir dirigiendo en nuevas ocasiones. Posteriormente, intervino en "El juez de la horca" (1972) y "El hombre de Mackintosh" (1973), ambas de John Huston, "Con el agua al cuello" (1975) de Rosenberg y la exitosa cinta de catástrofes "El coloso en llamas" (1974) de John Guillermin.
Su talento como actor quedó patente en "Ausencia de malicia" (1981), un drama de Sydney Pollack y en "Veredicto final" (1982), un fenomenal ejemplo de género judicial dirigido por Sidney Lumet. Por ests dos últimos papeles volvió a ser nominado al Oscar, galardón que se le resistió hasta el final de su carrera. En 1985 le otorgaron la estatuilla de honor y un año después logró su único Oscar al mejor actor por "El color del dinero" (1986), película dirigida por Martin Scorsese y coprotagonizada por Tom Cruise. Con posterioridad, fue nominado como mejor actor principal por "Ni un pelo de tonto" (1995) y como mejor actor secundario por "Camino a la perdición" (2002).

A continuación, varias escenas de sus películas

VEREDICTO FINAL


DOS HOMBRES Y UN DESTINO (En versión original)


LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC (En versión original)

2 comentarios:

Meg dijo...

Mi favorito de cione clásico, estupenda entrada, yo le dedique un post en uno de los aniversarios de su muerte. Era único.

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Me alegro de que te guste. Para mi Paul Newman era un referente del cine. Un actor que lograba tener un presencia en la pantalla superior a la gran mayoría de sus compañeros. Una joya, en definitiva. Un saludo.