LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

lunes, 10 de septiembre de 2012

OLIVER STONE

William Oliver Stone nació en Nueva York el 15 de septiembre de 1946. Es uno de los cineastas más aclamados y premiados del cine contemporáneo y gracias a sus trabajos ha ganado tres Oscar y cinco Globos de Oro. Su padre era un agente de bolsa judío y su madre, francesa y católica. Más adelante, él se convertiría al budismo. Estudió en las universidades de Yale y de Nueva York. Participó como soldado en la guerra de Vietnam, donde fue herido dos veces. Este hecho marcó su vida y es la inspiración de algunas de sus mejores obras. De hecho, su producción cinematográfica se inspira casi siempre en hechos reales. Sus primeros contactos con la industria del cine fueron como guionista de gran éxito. Suyos son los guiones de “El expreso de medianoche”, de Alan Parker (1978), de “Conan el Bárbaro”, de John Milius (1982), y de “Scarface, el precio del poder”, de Brian De Palma (1983). Como director empezó a despuntar con “Salvador” (1986), su primer film de contenido político, en el cual seguía los pasos en del fotógrafo Rick Boyle en el país centroamericano. El actor James Woods recibiría una nominación a la estatuilla de Hollywood, así como el propio Stone, que fue candidato al mejor guión original junto al propio Boyle.
A partir de ese momento se inició su mejor época como realizador. Rodó una de sus mejores cintas, “Platoon” (1986), título antibélico ambientado precisamente en la citada guerra de Vietnam. El El largometraje resultó ser todo un éxito, obteniendo cuatro premios Oscar, entre ellos los de mejor película y mejor director. Stone también sería premiado en los Globos de Oro y en el Festival de Berlín. Posteriormente estrenó “Wall Street” (1987), drama que también contaba, al igual que “Platoon”, con el actor Charlie Sheen en un papel protagonista. Michael Douglas, el co-protagonista , se llevó el Oscar y el Globo de Oro al mejor actor del año. El retorno de Vietnam desde la perspectiva de un inválido de guerra llamado Ron Kovic fue el argumento de “Nacido el cuatro de julio” (1989), un drama que volvió a resultar triunfal para Stone, quien confió el personaje principal a Tom Cruise. Stone ganó de nuevo el Oscar y el Globo de Oro en la categoría de mejor director, mientras que Cruise se tuvo que conformar con el segundo galardón como mejor actor dramático. En 1991 realizó el que, en mi opinión, es su mejor proyecto - “J.F.K. Caso Abierto”-, centrado en el asesinato de John Fitzgerald Kennedy y basado en diversas fuentes literarias, entre ellas Jim Garrison, el fiscal que se encargó del asunto. El film obtuvo dos Oscar más de un total de ocho candidaturas.
Asimismo, el cineasta comenzó a producir largometrajes para otros directores, como “Acero azul” (1990) de Kathryn Bigelow, “El misterio Von Bullow” (1991) de Barbet Schroeder, “Sin salida” (1996) de Matthew Bright o “El escándalo de Larry Flint” (1996) de Milos Forman. Sin embargo, a partir de ese momento, su propia carrera empezó a descender y  nunca más volvió a brillar como en aquella etapa entre 1986 y 1991. Estrenó “The Doors” (1991), biopic del grupo de Jim Morrison contestado por los propios miembros supervivientes de la formación californiana, “El cielo y la tierra” (1993), drama que cerraba su trilogía sobre  Vietnam, “Asesinos natos” (1994), thriller basado en una historia de Quentin Tarantino, “Nixon” (1995), film político en el que se recuperaba la figura del polémico presidente estadounidense, “Giro al infierno” (1997), otro thriller según una novela de John Ridley y “Un domingo cualquiera” (1999), drama deportivo con un reparto estelar. En ninguno de dichos títulos logró alcanzar los mismos niveles de calidad de los anteriores.
Con la entrada del nuevo milenio, sus obras han resultado bastante decepcionantes. Ni “Alejandro Magno” (2004), ni “World Trade Center” (2006), ni “W” (2008), ni la segunda parte de “Wall Street” (2010) pueden compararse a sus grandes películas. Actualmente está a punto de estrenar “Salvajes” (2012) y acaba de recibir el premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián.


"Platoon" (película completa)




Película J.F.K. Caso abierto (fragmento)

2 comentarios:

Meg dijo...

Gran director, aunque no es de los que más me gustan,tiene trabajos muy, muy flojos para mi gusto; para mi la peor es "Un domingo cualquiera", todavía no lo he superado :-)

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Sí, cuando se pone a hacer montajes extraños y pierde el norte es muy indigesto, pero a mi me fascinó con J.F.K. Caso abierto y Platoon me parece una de las mejores películas bélicas.