LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

lunes, 3 de septiembre de 2012

HOMENAJE A SIN PERDÓN EN EL 20º ANIVERSARIO DE SU ESTRENO (20th anniversary of the premiere of the film Unforgiven)

Este mes de septiembre se cumplen veinte años del estreno en cines de la película “Sin Perdón” (Unforgiven) de Clint Eastwood, uno de los mejores western de todos los tiempos y que revitalizó un género cinematográfico que estaba en plena decadencia en las últimas décadas. Relata la historia de William Munny (Clint Eastwood), un ex pistolero que sale de su vida tranquila al aceptar un trabajo junto a Ned Logan (Morgan Freeman), su anterior socio, un hombre muy astuto y sin reticencias a la hora de apretar el gatillo. Se les une un joven y ambicioso cazador de recompensas, interpretado por Jaimz Woolvett. Su misión consiste en acabar con los asesinos de unas prostitutas y cobrar así un suculento botín. Hasta el sheriff Little Bill Dagget (Gene Hackman) está dispuesto a meterse en el asunto, pero siempre del lado de la ley. El último pistolero atraído por la recompensa a Big Whiskey es el inglés Bob (Richard Harris), que además tiene una cuenta pendiente con el sheriff.
La película fue un éxito en todos los sentidos. A pesar de su modesto presupuesto, recaudó más de cien millones de dólares en Estados Unidos y más de ciento cincuenta a nivel mundial. Pero fue en los certámenes cinematográficos y delante la crítica donde más deslumbró. Ganó cuatro Oscar (mejor película, director, actor secundario y montaje) y generó alabanzas incondicionales. Estos son algunos comentarios de los críticos españoles: "Genial western: desmitificador y épico, sombrío y clásico, reflexivo" (Carlos Boyero: Diario El Mundo), "Obra maestra" (Juan Cavestany: Diario El País), "Brillantísimo título que revitalizó un género en aquellos momentos devaluado. Espléndida" (Fernando Morales: Diario El País).
"Sin perdón" obtuvo tales reconocimientos que el propio Eastwood afirmó que si algún día fuera a hacer un último western, éste le parecería una buena elección. Fue seleccionada por la revista Time como una de las 100 mejores películas de todos los tiempos. Se trata de un film revisionista que se aparta de los mitos del género al que pertenece y que se adapta con maestría a los nuevos tiempos. Es un largometraje pleno del característico humor ácido de Eastwood pero, a la vez, duro, complejo y sin concesiones retóricas. El ritmo conseguido es una delicia, así como la atmósfera creada por su excelente dirección y las sobresalientes interpretaciones de los actores que integran el reparto. Sus escenas llenas de lirismo y tono melancólico fascinan al espectador y contrastan con la violencia cruda y las emociones amargas que destila la película en su conjunto. En definitiva, una auténtica joya.
Después de "Sin perdón" no se ha estrenado ningún otro western que haya podido hacerle sombra. El género ha perdido muchos adeptos y continúa en decadencia. De hecho, se pueden contar con los dedos de una mano los filmes de estas características estrenados en las últimas décadas y que sean realmente dignos de mención. Tras el punto final al género que significó el descalabro de "La puerta del cielo" (Heaven's Gate, 1980) de Michael Cimino, ya nadie ha sabido dotarlo de suficiente entereza para reavivarlo de un modo firme y serio. Tan solo Kevin Costner y su "Bailando con lobos" (Dances with wolves, 1990) consechó un éxito similar. Cuando Eastwood decidió enfundarse el traje de director al realizar "Escalofrío en la noche" (Play Misty for Me, 1971) era conocido básicamente por sus facetas policíaca y de cowboy. Nada hacía presagiar entonces que escondía a un realizador que se convertiría en mito gracias a títulos como "Million Dollar Baby", "Mystic River", "Más allá de la vida", "Los puentes de Madison" o "Bird".


Escena final (en versión original)

 

No hay comentarios: