LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 6 de abril de 2012

IRA DE TITANES (Wrath of the Titans)


La producción de Ira de Titanes, la segunda parte de Furia de Titanes, ha contado con un presupuesto de ciento cincuenta millones de dólares en atención, exclusivamente, a su coste de realización y, por lo tanto, sin tener en cuenta otras partidas de promoción y comercialización. Y, cuando uno ve el resultado final, comprueba cómo se ha empleado ese dinero –mayoritariamente en efectos especiales y diseño de producción- y llega a la conclusión de que, por esta vía, el séptimo arte está condenado al fracaso. Es cierto que la realización técnica es impecable, que visualmente cuenta con escenas impactantes –si es que las criaturas mitológicas descomunales y las peleas con estética de videojuego vertiginoso pueden calificarse de ese modo- y que, en general, se presenta con un envoltorio que desprende destellos de épica y de ritmo endemoniado. Pero, por más que yo sea un defensor del cine de entretenimiento, también considero que entretener no consiste en apabullar visualmente con imágenes grandilocuentes, sino que hay que partir siempre de una idea interesante, de un guion bien construido a base de diálogos inteligentes y de personajes atrayentes y cautivadores, capaces de ser recordados más allá del tiempo que dura la proyección. Desgraciadamente, todas estas “mega-super-hiper-producciones” millonarias pecan de relegar estas exigencias a un segundo o incluso un tercer plano.
Podría afirmarse que Ira de Titanes supera en algunos aspectos a su predecesora (una circunstancia poco habitual), que las tres dimensiones están muy logradas, que la acción es, a ratos, de una intensidad aceptable, que para la isla de Tenerife ha supuesto una importante promoción ya que ha sido rodada en varios sus parajes. Sin embargo, es innegable que, en ningún momento, logra quitarse la etiqueta de producto vacío, sólo apto para el consumo de palomitas y para rellenar un tiempo muerto con el que no se sabe qué hacer. Agradará a los muy aficionados a este específico subgénero de las aventuras mitológicas de gran impacto visual pero, fuera de este grupo, Ira de titanes naufraga y pasa a engrosar la ya larga lista de films que en su día se vieron pero que no aportaron nada significativo ni al séptimo arte ni a los espectadores que pasaron por taquilla.
Para colmo de males, recaudó en Estados Unidos en su primer fin de semana treinta y cuatro millones de dólares, cifra muy por debajo de los más de sesenta que ingresó la primera parte y, desde luego, a años luz de los más de ciento cincuenta que logró embolsarse Los juegos del hambre, cinta que llegará a España el veinte de abril y que, ésta sí, se ha convertido en todo un fenómeno literario y cinematográfico en el país anglosajón, al obtener más de doscientos cincuenta millones en apenas diez días con una inversión de menos de ochenta. En la misma línea de Furia de titanes, el reparto lo integran intérpretes muy sobresalientes, con Liam Neeson y Ralph Fiennes a la cabeza, pero este trabajo no será de los mencionados cuando se recuerden sus trayectorias profesionales.

Trailer en castellano:



Trailer en versión original:



Datos del film:
Película: Ira de titanes 3D. Título original: Wrath of the titans.
Dirección: Jonathan Liebesman.
Países: USA y España. Año: 2012. Duración: 99 min. Género: Acción, fantástico.
Interpretación: Sam Worthington (Perseo), Liam Neeson (Zeus), Ralph Fiennes (Hades), Danny Huston (Poseidón), Toby Kebbell (Agénor), Bill Nighy (Hefesto), Rosamund Pike (Andrómeda), Edgar Ramírez (Ares).
Guion: Dan Mazeau, David Leslie Johnson y Steven Knight; basado en un argumento de Greg Berlanti, David Johnson y Dan Mazeau.
Producción: Basil Iwanyk y Polly Johnsen.
Música: Javier Navarrete.
Fotografía: Ben Davis.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: Charles Wood.
Vestuario: Jany Temime.

2 comentarios:

Meg dijo...

La primera me gustó mucho, pero la segunda no creo que la vea en el cine..Un abrazo!

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Si la primera te gustó mucho no creo que esta segunda te decepcione. En muchos aspectos es similar y tiene partes que incluso son mejores. Lo que me pasa a mí es que es una temática que me atrae poco y me pareció repetitiva.
Un abrazo!