LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 5 de septiembre de 2014

JERSEY BOYS

En el universo del Séptimo Arte, Clint Eastwood es un maestro prolífico y todoterreno que compite con Woody Allen en la capacidad para asegurar un estreno por año, aunque dicha costumbre haya llevado a ambos a rebajar en ocasiones la calidad de sus largometrajes. En todo caso, su talento para realizar extraordinarias cintas (cuando no obras maestras) está fuera de toda duda. En el concreto caso del cineasta californiano, le avalan títulos tan meritorios como “Sin perdón”, “Los puentes de Madison”, “Mystic River” o “Million Dollar Baby”, entre otros. Además, demuestra una gran versatilidad, que le permite abordar los más diversos géneros con eficacia. A finales de la década de los ochenta asombró a crítica y público con un biopic de la figura del jazz Charlie Parker, constatando que en modo alguno debía ser encasillado en el cine policíaco y de acción que le había aupado a la fama mundial. Y, si a su virtuosismo tras la cámara, se añaden las facetas de productor y compositor de bandas sonoras, que también desempeña de forma sobresaliente, es lógico concluir que nos hallamos ante uno de los profesionales más relevantes de la historia del cine. 
De hecho, ha ganado hasta la fecha cuatro Oscars de un total de diez nominaciones, además del premio Irving G. Thalberg que también concede la Academia de Hollywood. Por ello, no resulta en absoluto sorprendente la exquisita corrección de su último trabajo, la adaptación a la gran pantalla de “Jersey Boys”, un exitoso musical de Broadway ganador de cuatros premios “Tony” (los más importantes galardones de teatro en Estados Unidos). Cuenta la historia de cuatro jóvenes originarios de los barrios bajos de Nueva Jersey que se reunen para formar el emblemático grupo “The Four Seasons”. Además de narrar sus inicios artísticos y sus futuros éxitos, la película se centra en la figura de su líder, Frankie Valli, que a lo largo de su polémica existencia siempre mantuvo una estrecha y fluida relación con la mafia. 
Pinceladas de musical y drama mezcladas con dosis de intriga y filmadas en formato de biografía dan como resultado esta obra de notable ambientación, vistosa fotografía, interpretaciones ajustadas y correcto ritmo narrativo. Aun sin poder ser incluido entre las mejores producciones de su realizador, se trata sin duda de un buen film que cimienta más, si cabe, la solidez de su carrera, aunque no aumenta ni su maestría ni su genialidad. No obstante, conviene advertir a los espectadores poco aficionados al estilo musical del grupo en cuestión que las dos horas y cuarto de metraje pueden resultarles excesivas. Por el contrario, los habituales del Eastwood más auténtico, acostumbrados a la intensidad emocional de sus escenas y a las situaciones vitales en las que suele colocar a sus personajes, evidenciarán aquí cierta tendencia a la dulcificación, como si pretendiera destinarla a una franja horaria familiar en la programación televisiva del fin de semana. 
El actor más conocido del reparto es Christopher Walken, ganador de la estatuilla dorada en 1978 por su inolvidable interpretación en “El cazador”, de Michael Cimino y nominado igualmente por “Atrápame si puedes” (2002), de Steven Spielberg. Le acompañan otros intérpretes desconocidos para el gran público, entre ellos John Lloyd Young, encargado de dar vida al popular cantante Frankie Valli y que hasta el momento tan sólo había intervenido en algunos episodios de series como “Ley y orden” y “Glee”.

Trailer en castellano



Trailer en versión original



Datos del film
Película: Jersey boys.
Dirección: Clint Eastwood.
País: USA. Año: 2014. Género: Biopic, drama, musical.
Interpretación: Christopher Walken (Angelo “Gyp” DeCarlo), John Lloyd Young (Frank Valli), Vincent Piazza, Erich Bergen, Michael Lomenda, Kathrine Narducci, Freya Timgley, James Madio, Mike Doyle, Jeremy Luke, Steve Schirripa.
Guion: Rick Elice y John Logan; basado en el musical.
Producción: Tim Headington, Graham King y Robert Lorenz.
Fotografía: Tom Stern.
Montaje: Joel Cox y Gary D. Roach.
Dirección artística: Patrick M. Sullivan Jr.
Vestuario: Deborah Hopper.


1 comentario:

Meg dijo...

Parece por lo que voy leyendo que está bien, pero no dejará huella de entre las de Eastwood, una pena, tenía expectativas :-) Un beso!