LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 13 de diciembre de 2013

12 AÑOS DE ESCLAVITUD (12 Years a Slave)

Cuando terminé de ver “12 años de esclavitud” me quedó la ambigua, casi contradictoria, sensación de haber presenciado una muy buena película que no querría ver otra vez. Resulta muy arriesgado juntar por un lado a un notable cineasta que pretende reflejar la crueldad humana sin edulcorantes y con el mayor realismo posible y por otro a unos espectadores cuyo nivel de saturación ante las injusticias es limitado. No quiero insinuar en modo alguno que Steve McQueen se recree en la violencia ni se regodee en la vileza del racismo. Por desgracia, las imágenes de la gran pantalla son una plasmación fiel y rigurosa de la sinrazón esclavista que asoló parte de Norteamérica como si de una plaga se tratara. Puede que ni siquiera reflejen en toda su intensidad la maldad y la barbarie que tuvieron que soportar millones de personas a causa del color de su piel. Pero, en cualquier caso, semejante exceso de penurias y de atrocidades deja una sensación tan amarga que la posibilidad de un segundo visionado se aventura difícil. Aun así, considero que es una cinta de visión obligada con el fin de no repetir los errores del pasado, no olvidarlo y no mirar hacia otro lado ante situaciones actuales que se asemejan peligrosamente a otras que, en teoría, quedaron abolidas hace décadas. 
Su realizador, que comparte nombre con el popular actor de cine de los años setenta, tan solo ha dirigido tres largometrajes pero ha dado en la diana con todos ellos, acumulando premios y reconocimientos. Debutó en 2008 con “Hunger”, obteniendo galardones en los BAFTA británicos, en el Festival de Cannes y en los Premios de la Academia del Cine Europeo, entre otros. Se consagró en 2011 gracias a “Shame”, film que le proporcionó otro aluvión de distinciones, sobre todo para su protagonista Michael Fassbender. Y ahora, en vísperas de las candidaturas a los principales premios de la industria cinematográfica, “12 años de esclavitud” es el título que reúne mayor número de nominaciones a los "Independent Spirit Awards". 
No es un profesional que se limite a dar al espectador lo que éste quiere ver, sino un hombre fiel a sí mismo que ofrece al espectador lo que él desea filmar, diferencia esencial a la hora de hablar de un artista con mayúsculas. Ahora bien, su cine no es para todos los públicos ni para todos los estómagos, ya que se interna en temas escabrosos, desagradables y molestos. Otorga el protagonismo a personajes complejos y oscuros y rueda a través de largas secuencia escenas que impactan, no por sus efectos especiales, su ambientación o sus decorados, sino por trasladar los perfiles más primitivos e insufribles del ser humano. Entenderán esta valoración quienes contemplen la eterna secuencia del intento de ahorcamiento del esclavo que, aunque finalmente no culmina, le mantiene colgado de la soga en posición de puntillas, impidiendo así el fatal desenlace. El realizador utiliza este recurso porque está empeñado en que seamos conscientes de la barbarie. Me recordó a “La naranja mecánica” de Stanley Kubrick, donde se obligaba a las personas a presenciar la crueldad como el mejor antídoto para erradicarla. 
Dentro del reparto destaca el casi desconocido actor Chiwetel Ejiofor (con pequeñas apariciones en “American Gangster” y “Plan oculto”), a quien comenzaremos a ver con asiduidad sobre las alfombras rojas a medida que se acerquen las ceremonias de entrega de premios. Le acompaña el anteriormente citado Michael Fassbender, un intérprete todo terreno que va sumando a su filmografía interesantes papeles a un ritmo envidiable. Participan asimismo, aunque de modo secundario, el inquietante Paul Dano, el siempre eficaz Paul Giamatti y hasta el mismísimo Brad Pitt, con una breve pero importantísima aparición y que, además, ejerce aquí su faceta de productor.

Trailer en castellano

Trailer en versión original

Datos del film
Película: 12 años de esclavitud.
Título original: Twelve years a slave.
Dirección: Steve McQueen.
País: USA. Año: 2013. Duración: 133 min. Género: Biopic, drama.
Interpretación: Chiwetel Ejiofor (Solomon Northup), Michael Fassbender (Edwin Epps), Brad Pitt (Bass), Paul Dano, Alfre Woodard, Paul Giamatti, Benedict Cumberbatch (Ford), Sarah Paulson (Srta. Epps).
Guion: John Ridley; basado en la autobiografía de Solomon Northup.
Producción: Brad Pitt, Dede Gardner, Anthony Katagas, Jeremy Kleiner, Bill Pohlad, Arnon Milchan y Steve McQueen.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Sean Bobbit.
Montaje: Joe Walker.
Diseño de producción: Adam Stockhausen.
Vestuario: Patricia Norris.

2 comentarios:

Ki___wi dijo...

La escena que comentas de la soga, es mucho más violenta que cualquiera latigazo.

Saludo.

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Coincido contigo. Me pareció de una brutalidad desoladora. Pero entiendo que era precisamente lo que quería transmitir el director.