LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 8 de noviembre de 2013

EL JUEGO DE ENDER (Ender's Game)

“El juego de Ender” es probablemente la obra más conocida de Orson Scott Card. Alcanzó una gran popularidad en la década de los ochenta y obtuvo dos prestigiosos galardones especializados en la literatura de ciencia ficción: el Premio Nébula y el Premio Hugo a la mejor novela en 1985 y 1986 respectivamente (reconocimientos que también recayeron un año después en el mismo autor por “La voz de los muertos”). Su adaptación al cine ha corrido a cargo del cineasta sudafricano Gavin Hood, cuya película “Tsotsi” ganó en 2006 el Oscar al mejor film de habla no inglesa y que, posteriormente, ha dirigido las correctas “Expediente Anwar” y “X Men orígenes: Lobezno”. Ahora prueba con la ciencia ficción galáctica a través de un largometraje cuya exitosa fuente literaria le colocaba muy alto el listón de las expectativas. 
Es evidente que se trata de una cinta de gran corrección técnica desde un punto de vista formal y que sus efectos especiales resultan impecables. Sin embargo, la historia (narrada con un estilo cercano al cuento infantil) adolece, en mi opinión, de sentimiento, alma y profundidad. Tal vez porque su protagonista sea un adolescente o porque la campaña de marketing se haya enfocado al sector más joven de la población, el hecho cierto es que la narración está marcada por un tono inmaduro e ingenuo, más propio de una producción de “Nickelodeon”. También le pesa como una losa el haber coincidido en el tiempo con el estreno de “Star Trek: En la oscuridad” de J.J. Abrams, circunstancia que empequeñece sobremanera a este título tan excesivamente centrado en la corrección de sus efectos especiales. 
La acción se desarrolla en un futuro no muy lejano, momento en el que una raza alienígena atacó la Tierra. Gracias al Comandante de la Flota Internacional, Mazer Rackham, aquella batalla se saldó con una victoria. Pero ahora nuestro planeta se prepara para un próximo ataque y por eso el Ejército Internacional se encarga de entrenar exclusivamente a los mejores jóvenes, de entre quienes saldrá el encargado de reemplazar a Rackham. Uno de esos niños enviados a la Academia Militar liderará la respuesta de la Humanidad al ataque de los invasores. 
A excepción de los veteranos Harrison Ford y el cada vez más camaleónico Ben Kingsley, el resto del reparto está compuesto por adolescentes que ya han participado en otros proyectos cinematográficos de interés. Así, Asa Butterfield compartió cartel con el propio Kingsley en la entrañable “Hugo” de Martin Scorsese y en la descorazonadora “El niño con el pijama de rayas”. Por su parte, Hailee Steinfeld recibió una nominación al Oscar por la versión de “Valor de ley” de los hermanos Coen. Abigail Breslin también aspiró a la estatuilla de Hollywood por su actuación en la imprescindible “Little Miss Sunshine”. Por lo tanto, el problema de “El juego de Ender” no estriba en la juventud de sus protagonistas. De hecho, el citado J.J. Abrams ya demostró con “Super 8” que es posible rodar una película con niños que asimismo pueda agradar a los adultos. Su punto débil se halla en el guion, que flojea por no haber sabido compaginar el contenido trascendental de la trama con la recreación juvenil de la misma. Si a esto se añade la notable descompensación entre la corrección técnica y la relevancia de los personajes, la explicación de por qué el resultado final no es todo lo bueno que cabía esperar parece clara.

Trailer en castellano

Trailer en versión original

Datos del film:
Película: El juego de Ender.
Título original: Ender’s game.
Dirección: Gavin Hood.
País: USA. Año: 2013. Duración: 114 min. Género: Ciencia-ficción.
Interpretación: Asa Butterfield (Ender Wiggin), Hailee Steinfeld (Petra Arkanian), Harrison Ford (coronel Hyrum Graff), Abigail Breslin (Valentine Wiggin), Ben Kingsley (Mazer Rackham), Viola Davis (Gwen Anderson).
Guion: Gavin Hood; basado en la novela “El juego de Ender”, de Orson Scott Card.
Producción: Lynn Hendee, Linda McDonough, Roberto Orci, Gigi Pritzker, Orson Scott Card, Robert Chartoff y Ed Ulbrich.
Música: Steve Jablonsky.
 Fotografía: Donald McAlpine.
Montaje: Lee Smith y Zach Staenberg.
Diseño de producción: Sean Haworth y Ben Procter.
Vestuario: Christine Bieselin Clark.

No hay comentarios: