LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 11 de octubre de 2013

PRISIONEROS (Prisoners)

La historia que cuenta “Prisioneros” es la de la peor pesadilla para unos padres. Su hija pequeña ha desaparecido junto a una amiga y, con el paso del tiempo, su desesperación crece al mismo ritmo que disminuyen las posibilidades de encontrarlas con vida. Semejante situación centra el hilo argumental de una cinta que se desarrolla entre los límites que el progenitor está dispuesto a rebasar con tal de recuperar a la niña y la labor del policía encargado de la investigación, que termina por obsesionarse con el caso. Esta trama, bastante habitual tanto en telefilmes como en largometrajes para la pantalla grande, suele traducirse en una reiteración de tópicos, una espiral de persecuciones sin excesivo rigor o una sucesión de escenas lacrimógenas destinadas a conmover a unos espectadores deseosos, por otra parte, de ser conmovidos. Sin embargo, en determinadas ocasiones el planteamiento del director transforma un relato manido en una narración sólida y original, revestida de un buen guión y apoyada en unas dignas interpretaciones. Así ocurrió en el debut del actor Ben Affleck detrás de las cámaras con “Adiós, pequeña, adiós”, donde, pese a contar prácticamente lo mismo, se alejaba de la sordidez típica de estas producciones. 
Algo semejante sucede en “Prisioneros”. Sin llegar a la brillantez de la opera prima de Affleck, el realizador canadiense Denis Villeneuve logra combinar de forma casi perfecta los géneros del drama y del thriller intenso, si bien le da prioridad al primero, dotando así de mayor verosimilitud a su trabajo y firmando una película notable. Villeneuve ya destacó en otros títulos rodados en su país, como “Incendies” (nominado al Oscar y al BAFTA al mejor film de habla no inglesa), demostrando su habilidad en el terreno del sufrimiento. De hecho, sigue manteniéndose fiel a su línea y tiene pendiente de estreno en España la bastante parecida “Enemy”. 
El principal problema de “Prisioneros”, junto al de su elevado metraje (casi dos horas y media muy susceptibles de ser recortadas), es el elevado listón de las grandes muestras del género cinematográfico a las que se enfrenta. Tomando como referencias “El silencio de los corderos” de Jonathan Demme o “Seven” y “Zodiac” de David Fincher, el lugar que debe ocupar el título que nos ocupa es necesariamente inferior, aunque sí superior a la media de otros estrenos similares que llegan a nuestras salas de proyección. Cabe destacar que en ningún momento la acción relega a los personajes a un segundo plano y que estos asumen el protagonismo en todo momento, dando lugar a un resultado final creíble y correcto. 
En este sentido, el equipo artístico desempeña una buena labor, desde los actores más principales, Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal (verdaderos protagonistas, dando vida al padre de la menor y al policía encargado de su localización), hasta los más secundarios, también de un gran nivel interpretativo, como Viola Davis, Maria Bello, Terrence Howard, Melissa Leo o Paul Dano. Juntos acumulan diecinueve candidaturas entre Oscar, BAFTA y Globos de Oro. No obstante, voy a centrarme en Paul Dano, probablemente el más desconocido pero, al mismo tiempo, el de mayor potencial de cara al futuro. Su capacidad para abordar personajes desequilibrados es comparable a la que en su día manifestara Anthony Perkins, marcado de por vida por su Norman Bates de “Psicosis”. Conviene recordar que en “Pozos de ambición”, Dano estuvo a la altura de su genial compañero de reparto, el multioscarizado Daniel Day Lewis. Estoy convencido de que nos ofrecerá magníficas e inquietantes interpretaciones en sus próximos proyectos.

Trailer en castellano



Trailer en versión original

Datos del film
Película: Prisioneros.
Título original: Prisoners.
Dirección: Denis Villeneuve.
País: USA. Año: 2013. Género: Drama, thriller.
Interpretación: Jake Gyllenhaal, Hugh Jackman, Paul Dano, Melissa Leo, Viola Davis, Maria Bello, Terrence Howard.
Guion: Aaron Guzikowski.
Producción: Kira Davis, Broderick Johnson, Adam Kolbrenner, Andrew A. Kosove y Robyn Meisinger.
Fotografía: Roger Deakins.
Diseño de producción: Patrice Vermette   

No hay comentarios: