LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 22 de junio de 2012

MOONRISE KINGDOM


El realizador norteamericano Wes Anderson constituye una excepción dentro de ese cine convencional destinado a las salas de proyección. Pertenece a un cada vez más reducido grupo de cineastas cuyo toque personal es raramente identificable y le diferencia de otros compañeros de profesión. Apuestan por la originalidad, por la creatividad y por la utilización de personajes sorprendentes. Cintas como Academia Rushmore, Los Tenenbaums: una familia de genios, Life Aquatic o Viaje a Darjeeling son buenos ejemplos de esta tesis ya que ninguna se parece entre sí y, sin embargo, sus denominadores comunes son una extravagancia medida y alejada del tipo de comicidad que inunda la mayor parte de producciones estadounidenses y la sensación de no haber visto nada parecido hasta entonces, aunque ello no signifique que el resultado final deba gustar ni que la calidad sea elevada. Particularmente creo que Viaje a Darjeeling era muy irregular y no mantenía el mismo nivel de interés durante todo el metraje pero, incluso en ese caso, le reconozco esa autenticidad del artista nacida de su necesidad de querer contar algo que para él tiene un significado, con independencia de que su mensaje no conecte con el gran público. Aunque no llegue a convencer a todo el mundo, su apuesta me resulta más respetable que la del realizador por encargo de uno de tantos films prefabricados cuyo objetivo es meramente económico y en el que no se estable la conexión del autor con su obra.
Lo mejor de Moonrise Kingdom es, como siempre en Anderson, su originalidad y el espíritu de cuento infantil que recuerda al Tim Burton más acertado. Eso, unido a la valentía de la propuesta, basta para valorar positivamente el producto y concederle el aprobado, si bien dista mucho de ser un largometraje brillante.

La filmación demasiado pausada lastra el ritmo narrativo. Además, combina con desacierto las dosis de comicidad con los toques de emotividad y trascendencia que el realizador pretende reflejar. No tiene ni la suficiente agilidad que requiere una película infantil ni un guión adecuado para el público juvenil. Y, si se pretendía destinar a los adultos, le ha faltado una apuesta decidida por la ironía mordaza y un mayor contenido poético y sentimental. En ambos aspectos se queda a medio camino, en terreno de nadie. En otras palabras, había ingredientes de sobra para cocinar un buen plato pero falló la cocción. Ahora bien, tal y como dije al principio, se nota que la obra lleva la firma de Wes Anderson y se ve a la legua que para él tiene sentido mostrarla valientemente, aun a riesgo de no ser comprendida por los espectadores. Solo por ello ya merece consideración.
El destacado reparto está encabezado por los excelentes actores Edward Norton, Bruce Willis, Bill Murray, Frances McDormand y Harvey Keitel, que suman entre todos ellos ocho nominaciones a los Oscar y unas filmografías plagadas de títulos muy sobresalientes. Aquí se enfrentan a pequeños papeles que revolotean alrededor de los verdaderos protagonistas, una pareja muy notable de niños -Jared Gilma y Kara Hayward- que debuta en la gran pantalla.

Trailer en castellano:



Trailer en versión original:



Datos del film:

Película: Moonrise kingdom.
Dirección: Wes Anderson.
País: USA. Año: 2012. Duración: 95 min. Género: Comedia dramática.
Interpretación: Bruce Willis (capitán Sharp), Edward Norton (jefe de tropa de los scouts), Bill Murray (Sr. Bishop), Tilda Swinton (servicios sociales), Jason Schwartzman (primo Ben), Frances McDormand (Sra. Bishop), Kara Hayward (Suzy), Jared Gilman (Sam).
Guion: Wes Anderson y Roman Coppola.
Producción: Jeremy Dawson, Scott Rudin, Steven Rales y Wes Anderson.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía: Robert Yeoman.
Diseño de producción: Adam Stockhausen.
Vestuario: Kasia Walicka Maimone.

No hay comentarios: