LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

jueves, 17 de mayo de 2012

SOMBRAS TENEBROSAS (Dark Shadows)

Nadie puede negar que el director Tim Burton haya logrado asociar su nombre al de un tipo de cine basado en la creatividad y en la imaginación. Sus películas poseen una estética visual muy característica que las hace inconfundibles. Tampoco creo que admita discusión el hecho de que, pese al denominador común de toda su filmografía, determinados títulos destacan sobre el resto por una u otra razón, bien por su exquisita sensibilidad (casos de Eduardo Manostijeras o Big Fish), bien por su recreación gótica (caso de Sleepy Hollow) o bien por su acertada labor narrativa (caso de Ed Wood). Incluso cuando el realizador californiano se dedicada solamente a la producción y al proceso creativo era capaz de engendrar algunas joyas que ensalzaban el séptimo arte, como la cinta de animación Pesadilla antes de Navidad. Por ello, parece lógico que cuente con una numerosa legión de seguidores y que se le cite entre los cineastas modernos más destacados. Sin embargo, al analizar toda su labor en conjunto, se llega a la conclusión de que también ha firmado creaciones mediocres que distan mucho del elevado nivel de calidad que se le presupone.
Así, largometrajes como Mars Attacks, El planeta de los simios (versión de 2001), Charlie y la fábrica de chocolate o Alicia en el país de las maravillas cuentan con algunas virtudes -un hermoso diseño de vestuario, unos decorados atrayentes, una meritoria banda sonora- pero, a mi juicio, se trata de proyectos decepcionantes y fallidos. La explicación se halla en la permanente tendencia de Burton a transitar por terrenos pantanosos y a bordear esas finas líneas que separan lo cómico de lo ridículo, lo original de lo grotesco, lo sensible de lo cursi. Ese peligroso tránsito puede suponer que un film pase de ser una obra maestra a una mediocridad sin parangón y depende exclusivamente de la valoración subjetiva de cada espectador, de dónde coloque éste sus propios límites.
En mi caso particular, Sombras tenebrosas ha caído de lleno del lado del sinsentido más ridículo y grotesco. El realizador consigue nuevamente trasladar a la pantalla grande su creatividad visual y se sirve de un magnífico elenco de actores encabezado por Johnny Depp, Michelle Pfeiffer y Eva Green para lograr su objetivo. Pero otra vez da una vuelta de tuerca más de la cuenta y las escenas supuestamente graciosas apenas me arrancan una mueca que se asemeje a una sonrisa. Ya sea por centrarse en un humor demasiado manido en determinadas escenas, ya sea por ser demasiado simplón en otras, lo cierto es que, al margen de sus pretensiones como cineasta, pone de manifiesto una falta absoluta de guion y una ausencia evidente de personajes interesantes y bien construidos. Y, por muy habilidoso que sea, no existe artista en el mundo que consiga rodar una buena película con un mal guion. Ya lo decía el genial Billy Wilder: “Lo más importante es tener un buen guion. Los cineastas no son alquimistas. No se pueden convertir los excrementos de gallina en chocolate".

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:
Película: Sombras tenebrosas. Título original: Dark shadows.
Dirección: Tim Burton.
País: USA. Año: 2012. Género: Comedia, fantástico.
Interpretación: Johnny Depp (Barnabas Collins), Michelle Pfeiffer (Elizabeth Collins Stoddard), Helena Bonham Carter (Dra. Julia Hoffman), Eva Green (Angelique Bouchard), Chloë Grace Moretz (Carolyn Stoddard), Jackie Earle Haley (Willie Loomis), Jonny Lee Miller (Roger Collins), Gulliver McGrath (David Collins), Bella Heathcote (Victoria Winters), Ray Shirley (Sra. Johnson), Christopher Lee (Clarney).
Guion: Seth Grahame-Smith; a partir de un argumento de John August y Seth Grahame-Smith; basado a su vez en la serie de televisión creada por Dan Curtis.
Producción: Christi Dembrowski, Johnny Depp, David Kennedy, Graham King y Richard D. Zanuck.
Música: Danny Elfman.
Fotografía: Bruno Delbonnel.
Montaje: Chris Lebenzon.
Diseño de producción: Rick Heinrichs.
Vestuario: Colleen Atwood.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De la crítica puedo destacar sobre todo una frase que considero completamente correcta: "Sombras tenebrosas ha caído de lleno del lado del sinsentido más ridículo y grotesco." Me parece increíble como un director tan prestigioso, elogiado y que tuvo una época tan gloriosa puede haber llegado a realizar películas que podríamos considerar realizadas por cualquier director novato o mediocre. Después de haber visto la película de Alicia, llegué a un desconcierto enorme ya que no sabía si lo que intentaba el director era hacer reír, asustar o angustiar. Quizás su propósito fuera la mezcla de todas estas descripciones pero sin llegar a conseguir realmente a la perfección ninguna de ellas. De hecho no se acerca ni a lo medianamente considerado como gracioso, tenebroso o angustiante. En su última película falta esa tensión necesaria para el espectador que le mantiene a la espera de los minutos que quedan para finalizar la película. Falta chispa, realmente parece como si faltara ilusión en la misma producción de ella. Y desde luego es increíble intentar realizar escenas de comedia con Johnny Deep, sin conseguir una comedia realmente palpable, siendo éste un actor muy propenso para hacerte reir mínimamente con su propia naturalidad personal.
Hay películas peores, desde luego, pero al oír el nombre de Tim Burton nadie se espera que la película llegue incluso a aburrir por si simplicidad.

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Como has comprobado por mi crítica de la película, estoy de acuerdo con tu valoración. El humor es bastante simple, en el sentido peyorativo del término, es decir, simplón. Quedémonos con las buenas películas de Tim Burton, que desde luego las tiene, y olvidémonos de esta ultima.