LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

jueves, 3 de mayo de 2012

LOS VENGADORES (The Avengers)

Hay una escena de la película de M. Night Shyamalan El Protegido en la que Samuel L. Jackson, propietario de una galería de arte especializada en el mundo del cómic, intenta vender a un cliente un grabado que escenifica la lucha entre el bien y el mal. La pieza, de gran valor y significado, termina por ser adquirida por el comprador pero, cuando el vendedor se entera que el destino de la misma es regalársela a su hijo de tres años, se enfurece. Se encara con él adquirente y le reprocha que entregue a un niño tan pequeño una obra de arte semejante. Acto seguido, anula el acuerdo pese a perder una elevada suma de dinero y lo echa de la tienda, recriminándole que haya confundido su local con una juguetería. Y es que el universo de los superhéroes puede ser ensalzado y tratado con la exquisitez y el respeto que merecen las grandes creaciones artísticas o, por el contrario, puede ser vulgarizado y considerado como un mero producto para el entretenimiento infantil. 
 En la industria cinematográfica pueden observarse ambas tendencias. Los largometrajes que el director Christopher Nolan ha realizado sobre Batman en nada se asemejan a cintas como Los cuatro fantásticos. El cine de Nolan, aunque se centre en un personaje de cómic, posee dramatismo, enjundia y oscuridad, sin que ello perjudique al entretenimiento ni un ápice. Sus creaciones no están destinadas al público infantil y esa circunstancia engrandece el nivel de su trabajo, que dista mucho de ser un simple pasatiempo para menores. También son notables las diferencias entre la saga de Spiderman y otros films del mismo género. La figura de Peter Parker es lo suficientemente compleja y repleta de conflictos interiores como para que, pese a que su metraje esté salpicado de escenas graciosas, sobresalga respecto al resto de producciones de superhéroes. Existen asimismo títulos cuyo objetivo pasa exclusivamente por entretener a los espectadores, anulando cualquier posibilidad de aproximación al concepto de arte. Su oferta se basa en modernos efectos especiales, enormes explosiones y malvados cada vez más deformes y descomunales. 
Los vengadores es, ante todo, una película correctamente realizada, impecable en los aspectos técnicos, con personajes atractivos y con un buen comienzo pero termina por convertirse en un producto infantil más. Renuncia a ser una obra magna y se echa en brazos de la desproporción. A medida que avanza se ve lastrada por esa obsesión de ofrecer la explosión más grande, el personaje más descomunal, la escena más sorprendente. Con un villano y un ejército invasor más bien ridículos, el producto sobrevive gracias al gancho de alguno de sus protagonistas, de determinados gags cómicos y de numerosos efectos visuales y sonoros. En definitiva, suficiente para alcanzar un aprobado pero alejado de anteriores proyectos que han encumbrado a este subgénero a la categoría de honor del séptimo arte.

Trailer en castellano:


Trailer en versión original:


Datos del film:

Película: Los Vengadores. Título original: The Avengers.
Dirección: Joss Whedon.
País: USA. Año: 2012. Duración: 142 min. Género: Acción, aventuras, ciencia-ficción.
Interpretación: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Viuda Negra), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Jeremy Renner (Clint Barton / Ojo de Halcón), Cobie Smulders (agente Maria Hill), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Mark Ruffalo (Bruce Banner / Hulk), Stellan Skarsgård (Dr. Erik Selvig), Tom Hiddleston (Loki), Clark Gregg (agente Phil Coulson), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts).
Guion: Joss Whedon; basado en un argumento de Zak Penn y Joss Whedon; a partir de los cómics de Stan Lee y Jack Kirby.
Producción: Kevin Feige.
Música: Alan Silvestri.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Montaje: Jeffrey Ford y Lisa Lassek.
Diseño de producción: James Chinlund.
Vestuario: Alexandra Byrne.

4 comentarios:

Meg dijo...

Discrepo totalmente, efectos muy buenos, reparro adictivo, especialmente Iron Man, bendita la hora en que se llevó el papel Downey Jr, para nada cae en infantilismos no creo que de lugar a la desproporción...Mucho mejor que otras adaptaciones de cómics.

Un abrazo!!

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Parece que últimamente no estamos de acuerdo... pero no importa. En el fondo no creo que mi visión y la tuya sea muy diferente. En la crítica yo puse que la película es "impecable en los aspectos técnicos, con personajes atractivos y con un buen comienzo". También reconozco el "gancho de alguno de sus protagonistas". Lo que pasa es que desde hace tiempo, basar la calidad de una película en los efectos especiales y en la corrección técnica, me parece insuficiente, sobre todo cuando te gastas cientos de millones en hacerla. Obviamente, es cuestión de gustos. Yo me decanto más por las películas de superhéroes que hace Chritopher Nolan que, no me negarás, tienen un toque muy diferente al del resto. Son films más complejos, desde mi punto de vista más interesantes. Todo depende de con qué lo compares. Si lo haces con "Battleship", por ejemplo, "Los vengadores" es una gran película. Pero creo que está lejos de los grandes títulos que encumbran este género. ¿No te pareció un poco ridíco el papel del malo? Un saludo muy cordial. Me encanta hablar de cine contigo.

Anónimo dijo...

Yo en cambio estoy de acuerdo con la crítica de ésta película. Cierto que los efectos son buenos, las explociones fantasticas y el reparto mejor que en otras películas de comic, pero hay errores imperdonables. El guión de la película es simplista, se puede resumir en una disputa sin sentido entre los superhéroes que no lleva a ningún sitio. La trama también es poco elaborada ya que únicamente se trata de vencer entre todos una guerra que ninguno sabe porqué ha surgido. El papel del malo no es ridículo, es patético ya que los malos de este tipo de película lo que deben transmitir es odio, miedo o angustia al espectador pero lo que causa el malo en esta película es casi pena una vez que ha sido derrotado y de hecho la lucha apenas se dirigía a su persona si no más bien a una especie de ejército extraterrestre de insectos de proporciones exageradas. Una ciudad que se destruye a causa de una lucha constante y que sin embargo parece que nunca se llega a destruir del todo y finalmente repartos que consiguen sacarte de la acción como es el papel que protagonisa la acrtiz Scarlett Johansson, papel obviamente otorgado para implantar un rasgo femenino a toda la lucha masculina de superheróes pero que consigue dejar perplejo al espectador que no comprende cómo entre las díficultades de la lucha de superhéroes con poderes potentes, fuertes y poderosos que casi mueren en el intento, la chica se abre paso con una diminuta pistola y sin apenas ningún poder extraordinario.
Puede que sea entretenida y recomendable para descargar un poco de adrenalina pero ni de lejos se hacerca a una buena producción.

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Gracias por compartir tu opinión. Un saludo.