LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 1 de octubre de 2010

EL AMERICANO


El holandés Anton Corbijn es un realizador estrechamente ligado al mundo de la música y la fotografía. Cuenta con una amplia y sólida trayectoria como artífice de videos musicales para grupos como U2, Depeche Mode o Metallica y para solistas como Bryan Adams. De hecho, para su debut en la pantalla grande eligió la biografía de Ian Curtis, líder del conjunto británico Joy Divisiion, quien se suicidó a los veintitrés años tras padecer una epilepsia unida a conductas depresivas y que dejó un legado musical muy particular. Aquel film, titulado Control, se estrenó en el año 2007, cosechando magníficas críticas que le ayudaron a conseguir el premio BAFTA de la Academia Británica de Cine al mejor guión. Además, fue nominado en las categorías de mejor película y mejor actriz –Samantha Morton-. También recibió otros galardones en certámenes cinematográficos como el Festival de Cannes. Corbijn demostró ser un director valiente, audaz y serio, cualidades que le abrieron las puertas de Hollywood, cuya industria le escogió para dirigir este thriller basado en una novela del escritor Martin Booth titulada “A Very Private Gentleman”.
Tras este proyecto se halla el siempre polifacético George Clooney. El popular actor, director y productor interpreta en esta ocasión al protagonista de la historia y asume la producción de la cinta, que finalmente se ha estrenado con el título de El americano. Refleja las andanzas de un asesino a sueldo que, después de un problemático último trabajo en Suecia, decide retirarse a un pequeño pueblo italiano donde entabla amistad con un sacerdote e inicia una relación sentimental con una joven. A pesar del giro radical que da en su faceta personal, recibe otro encargo profesional que provoca que su misión secreta como sicario afecte a esa vida tranquila y alejada de su pasado que anhelaba disfrutar. Aunque el argumento puede pecar de repetitivo, el guión y la puesta en escena son los suficientemente hábiles como para enganchar al espectador y proporcionarle, no sólo entretenimiento, sino un nivel de calidad digno de apreciar. Largometraje de narración pausada y alejado de los parámetros más convencionales del cine de acción que suelen acompañar a estos thrillers, su director otorga un verdadero protagonismo a los personajes y consigue dotar a la narración de un gran acierto visual, de modo que su fama como fotógrafo se ve claramente reflejada en su labor de cineasta.
Merece mención especial un George Clooney que no deja de acaparar argumentos para ser considerado uno de los más grandes del cine actual. A sus excelentes interpretaciones en películas sobresalientes como Up in the Air, Michael Clayton o Syriana (cuyo papel le valió el Oscar al mejor actor secundario) añade una habilidad especial cuando se coloca detrás de la cámara (como ya demostró de sobra en Buenas noches y buena suerte) y una valentía como productor que le ha servido para sacar adelante determinados proyectos interesantes aunque minoritarios (caso de El soplón de Steven Soderbergh). Cuando desempeña esta faceta suele contar con presupuestos relativamente bajos para el cine estadounidense y los veinte millones de dólares que costó El americano (y que, por cierto, se recuperaron en su primer fin de semana como número uno de taquilla) dan fe de ello. Unido a su gran presencia escénica, Clooney posee un enorme talento tanto para la comedia como para el drama y el thriller. La bella italiana Violante Placido, hija del actor Michele Placido y que también ha probado artísticamente como modelo y cantante, se encarga del rol femenino de la película.

1 comentario:

Ana dijo...

¡Qué ganas de verla!