LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 13 de noviembre de 2009

JULIE & JULIA

La guionista, directora y productora norteamericana Nora Ephron se ha especializado en comedias románticas y cintas que mezclan el humor y el drama con acierto. El guión de la fabulosa Cuando Harry encontró a Sally (1989) constituye su mayor logro, avalado por una merecida nominación a los Oscar. Guionista y simultáneamente realizadora de Algo para recordar, triunfó notablemente con este sentimental film protagonizado por Tom Hanks y Meg Ryan. Ambos largometrajes definen a la perfección el estilo de esta neoyorkina que, desde su primera incursión en la gran pantalla con Silkwood, donde se encargó de escribir la historia que tradujo en imágenes el solvente director Mike Nichols, hasta este último proyecto en el que asume guión, dirección y producción, la filmografía de Ephron ha sido un tanto irregular puesto que, a los títulos ya mencionados, hay que añadir otros de inferior calidad. Michael (con John Travolta dando vida a un ángel caído del cielo) o Tienes un e-mail (reuniendo nuevamente a Ryan y Hanks) son claros ejemplos de no haber sabido mantener el listón alcanzado con sus mejores trabajos.
En Julie y Julia se cuentan dos historias desarrolladas en diferentes épocas y protagonizadas por personajes distintos pero unidos por el arte culinario. La trama ambientada en los años sesenta está encabezada por la siempre sensacional Meryl Streep que, con su habitual versatilidad, encarna a la popular chef Julia Child quien, tras la publicación de un libro sobre gastronomía francesa, se convirtió en un famoso rostro televisivo. De hecho, su fama la convirtió en objeto de varias parodias, una de las cuales se pudo contemplar en Always de Steven Spielberg. Un segundo relato tiene lugar en la época actual, donde una mujer tejana escribe un blog de gran aceptación sobre sus experiencias a la hora de elaborar las recetas de cocina de la propia Child. Basada tanto en hechos como en personajes reales, esta comedia termina por resultar de agradable visión. No obstante, presenta fallos apreciables, algunos de tipo técnico -como las numerosas escenas en las que se observa el micrófono dentro del encuadre de la imagen- y otros narrativos –como no mantener el mismo nivel rítmico durante la proyección-. Pese a ello, termina resultando aceptable en su conjunto, sobre todo gracias a las interpretaciones de la pareja protagonista, sin duda el punto fuerte de Julie y Julia. Con un presupuesto de unos cuarenta millones de dólares (elevado si se tiene en cuenta el género cinematográfico al que pertenece) lleva recaudados casi cien en el mercado estadounidense y, quedando pendiente su explotación en el resto de países, parece demostrada su buena acogida por parte del público.
El reparto está encabezado por la excepcional Meryl Streep, de quien poco más se puede decir que no sea reiterar loas pasadas, presentes y, a buen seguro, futuras. Ni siquiera sus, por el momento, quince nominaciones a los Oscar, son argumento suficiente para explicar su inmensa envergadura como actriz. A finales de año tiene previsto el estreno de otra comedia que, por ahora, lleva por título It´s complicated, a las órdenes de Nancy Meyers y con Alec Baldwin como compañero. Igualmente, merece una crítica sobresaliente la joven Amy Adams, italiana de nacimiento y que ya cuenta con sendas nominaciones a la estatuilla de Hollywood como mejor actriz secundaria por sus papeles en Junebug y La duda (curiosamente también en compañía de Streep).

No hay comentarios: