LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 29 de noviembre de 2016

RIDLEY SCOTT

Ridley Scott nació la localidad inglesa de South Shields el 30 de noviembre de 1937. Director y productor de cine, ha sido tres veces nominado al Oscar en ambas categorías profesionales. Estudió Arte y Cinematografía en el West Hartlepool College of Art y en el Royal College of Art.

Su carrera como cineasta se inició en la televisión, trabajando a comienzos de la década de los 60 para la BBC como diseñador artístico y realizador de series (entre ellas, “Z Cars” y “The Informer”). Algunas de sus películas son consideradas como auténticas obras de culto. En enero de 2003 fue nombrado Caballero de la Orden Británica por la reina Isabel II. 

Su primer largometraje, “Los duelistas” (1977), ambientado en la época napoleónica y basado en una historia de Joseph Conrad, fue interpretado por Keith Carradine y Harvey Keitel. Con él obtuvo un premio al mejor director debutante en el Festival de Cannes. Su segunda cinta, el thriller de ciencia-ficción “Alien, el octavo pasajero” (1978) alcanzaría un tremendo éxito de taquilla y lanzaría a la fama a su protagonista femenina, Sigourney Weaver, además de hacerse con un Oscar a  los mejores efectos visuales.

Años más tarde filmaría “Blade Runner” (1982), adaptación libre del relato “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” de Philip K. Dick, confirmándose ya como uno de los principales talentos del momento. Regresó a la gran pantalla con la película “Legend” (1985), una muestra del género de aventuras fantásticas con Tom Cruise al frente del reparto, con la que, sin embargo, no lograría triunfar. Posteriormente estrenó “La sombra del testigo” (1987), otro thriller con Tom Berenger y Mimi Rogers, y “Black Rain” (1989), cuyo elenco estaba formado por Michael Douglas, Andy García y Kate Capshaw. 

Los noventa comenzaron de un modo brillante gracias a la magistral road movie “Thelma y Louise” (1991), con Geena Davis y Susan Sarandon dando a vida a los dos icónicos personajes . Se alzó con la estatuilla al mejor guión y Scott aspiró por primera vez al premio al mejor director. En cambio, sus siguientes proyectos no resultaron tan memorables. Ni “1492: La conquista del paraíso” (1992), con Gérard Depardieu encarnando a Cristobal Colón y Sigourney Weaver en el papel de la reina Isabel la Católica, ni “Tormenta blanca” (1996), con Jeff Bridges, ni “La teniente O’Neil” (1997), con Demi Moore, constituyeron ningún hito dentro de su filmografía.

Mucha mejor fortuna corrió gracias a “Gladiator” (2000), galardonada con cinco Oscars (si bien ninguno para él) y con un sensacional Russell Crowe encarnando a un valiente soldado romano. Con “Hannibal” (2001) recuperó las andanzas de Hannibal Lecter ayudado por Anthony Hopkins y Julianne Moore. En “Black Hawk derribado” (2001), basado en una novela de Mark Bowden, abordó el conflicto bélico de Somalia, y en “Los impostores” (2003) trasladó a imágenes una historia de timadores a cargo de Nicolas Cage. Otros títulos de esa etapa son “El reino de los cielos” (2005), obra épica ambientada en la época de las Cruzadas, “Un buen año” (2006), comedia dramática en la que de nuevo trabajó con Russell Crowe, y “American Gangster” (2007), drama criminal co-protagonizado por Denzel Washington y por el ya citado Crowe. 

En “Red de mentiras” (2008), con un duelo interpretativo entre Russell Crowe y Leonardo DiCaprio, narra una intriga de espionaje en el marco de la lucha antiterrorista. Crowe volvió a colaborar con el director en “Robin Hood” (2010). Más tarde, Scott rodó “El consejero” (2013), con guión de Cormac McCarthy y la épica “Exodus” (2014), donde Christian Bale dio vida Moisés. Finalmente adaptó el libro de Andy Weir “Marte (The Martian)” (2015), donde Matt Damon se sitúa en la piel de un astronauta.


Escena de "Blade Runner"




Escena de "Gladiator"




Escena de "Red de mentiras"



No hay comentarios: