LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 21 de octubre de 2014

HOMENAJE A LA PELÍCULA "MY FAIR LADY" EN EL 50ª ANIVERSARIO DE SU ESTRENO (50th anniversary of the premiere of the film "My Fair Lady")


El 21 de octubre de 1964 se estrenó en Nueva York la película musical "My Fair Lady". Apenas una semana después llegó a las salas de proyección de Los Ángeles.

Dirigida por George Cukor y protagonizada por Rex Harrison y Audrey Hepburn, se trata de la adaptación de la obra teatral del mismo título, cuyos autores son Alan Jay Lerner y Frederick Loewel y que, a su vez, estaba basada en el  "Pigmalión" del escritor irlandés George Bernard Shaw. Sobre este último libreto se rodó la primera versión de 1938, que corrió a cargo del actor Leslie Howard, intérprete y también realizador de la misma. Como curiosidad, destacar que el propio Bernard Shaw (Premio Nobel de Literatura) obtuvo el Oscar de Hollywood como guionista de aquel primer film. 

"My Fair Lady" se hizo acreedora de ocho estatuillas de Hollywood (mejores película, director, actor, fotografía, dirección artística, sonido, vestuario y música adaptada), además de alzarse con tres Globos de Oro (película, director y actor). Asimismo, triunfó en las ediciones de los BAFTA británicos y de los David di Donatello italianos.

La acción comienza en Londres (concretamente, en Covent Garden) en 1912, cuando   encontramos al salir de la Ópera a Henry Higgins (Rex Harrison), un arrogante, irascible y misógino profesor de fonética que cree que el habla de una persona determina su futuro social. Presume de ello frente al Coronel Hugh Pickering (Wilfrid Hyde-White), experto igualmente en fonética y admirador de sus métodos, asegurando que puede enseñar a cualquier mujer a hablar con propiedad, hasta el punto de hacerla pasar por duquesa en el baile anual de la Embajada. Para ello, le muestra como ejemplo a una joven florista callejera llamada Eliza Doolittle (Audrey Hepburn). La muchacha se dirige al día siguiente a la casa de Higgins para recibir clases de dicción. Su ambición es trabajar en una floristería, pero su acento le impide llegar tan lejos. Sólo puede pagar al docente un chelín por clase, estando Higgins acostumbrado a clientes con mayor poder adquisitivo. El Coronel Pickering se siente intrigado por la idea y se apuesta con su colega todos los gastos del experimento a que no consigue hacerla pasar por una dama de la alta sociedad en seis meses, desafío que Higgins acepta.


El padre de Eliza, Alfred P. Doolittle (Stanley Holloway), basurero de profesión, se presenta tres días después queriendo proteger la dignidad de su hija pero, en realidad, solamente busca sacar tajada del profesor, que le soborna con cinco libras esterlinas. Higgins queda impresionado con la franqueza del basurero, su don natural para la retórica y, muy especialmente, su falta de principios, que el limpiador justifica diciendo que no puede permitírselo. Higgins le recomienda entonces a un rico estadounidense interesado en discursos de principios morales.

Entre tanto, Eliza se somete a diversas formas de mejorar su dicción, como hablar con la boca llena de canicas. Al principio, apenas progresa pero, cuando Higgins y Pickering están a punto de tirar la toalla, vuelve a intentarlo y lo logra. Instantáneamente comienza a hablar con un acento británico estándar de clase alta. 

La obra de Broadway también cosechó un enorme éxito. Se estrenó en 1956, convirtiéndose en su día en el musical de mayor permanencia en cartel. Desde entonces se ha representado en numerosas ocasiones en todo el mundo. Sus canciones y números musicales se hicieron famosos y han perdurado en la memoria del público pese al transcurso de las décadas. 

Audrey Hepburn interpretó a Eliza Doolittle en la versión cinematográfica de 1964, mientras que la función en las tablas supuso el descubrimiento de Julie Andrews. En ambos casos, Rex Harrison dio vida al profesor Henry Higgins.



Escena de la película




Escena de la película




Escena de la película


No hay comentarios: