LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 24 de septiembre de 2013

MICHAEL DOUGLAS


El actor y productor estadounidense Michael Kirk Danilovich -conocido con el nombre artístico de Michael Douglas- nació el 25 de septiembre de 1944. Ganador de dos premios de la Academia de Hollywood, es hijo del famoso intérprete Kirk Douglas. Comenzó su larga carrera profesional en la serie televisiva "Las calles de San Francisco" -1972 a 1976- en compañía de Karl Malden. 
Sin embargo, tardó más tiempo en hacerse un hueco en la pantalla grande. De hecho, triunfó primero como productor de "Alguien voló sobre el nido del cuco", cinta protagonizada magistralmente por Jack Nicholson y Louise Fletcher en 1975. Pese a participar junto a Jane Fonda y Jack Lemmon en "El síndrome de China" (1979), no dio el salto a la fama hasta que rodó en 1984 la comedia romántica de aventuras "Tras el corazón verde", cuya secuela -también con Kathleen Turner- se tituló "La joya del Nilo". 
Tras su intervención en la cinta musical "A Chorus Line" (1985), recibió su primer Oscar por el papel  protagonista de "Wall Street", dirigida por Oliver Stone en 1987. En 2010 también se estrenó su secuela bajo el título de "Wall Street 2: El dinero nunca duerme". Aquel mismo año 1987 Douglas se consagró como estrella taquillera gracias a su personaje de marido infiel  en "Atracción fatal", con Glenn Close dando la réplica femenina. La película se convirtió en todo un éxito a nivel mundial. Dos años después encabezó los repartos de "Black Rain" de Ridley Scott y de "La guerra de los Rose" de Danny DeVito. 
En 1992 protagonizó otro hito de recaudación: "Instinto básico" de Paul Verhoeven. Sin embargo, se embarcó posteriormente en algunos largometrajes menores como "Acoso" de Barry Levinson o un prescindible remake de "Crimen perfecto" de Alfred Hitchcock, a las órdenes de Andrew Davis. En el año 2000 su carrera despuntó nuevamente merced a las buenas interpretaciones de "Jóvenes prodigiosos" de Curtis Hanson y, sobre todo, de "Traffic" de Steven Soderbergh. 
No obstante, tal  despunte no ha reflejado continuidad y sus posteriores proyectos han carecido de la calidad necesaria. Es el caso de "Hasta que la muerte los separe" de Andrew Fleming o "Ni una palabra" de Gary Fleder. En octubre de 2011, y en el marco del Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara, el cineasta recibió de manos de su padre el "premio Kirk Douglas" por su contribución al Séptimo Arte.


Entrega de su Oscar al Mejor Actor




Escena de la película BLACK RAIN

2 comentarios:

Meg dijo...

No es de mis favoritos, pero el mérito lo tiene, está claro. Un homenaje muy completo. Un beso!

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Tampoco mes que sea precisamente de mis favoritos, pero le reconozco cierto mérito. Y además tiene una presencia especial delante de la cámara. Un beso.