LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 1 de marzo de 2013

HANSEL Y GRETEL: CAZADORES DE BRUJAS (Hansel & Gretel: Witch Hunters)



La originalidad es una cualidad muy destacada en el arte de la cinematografía pero se torna en descrédito si se traduce en una mera extravagancia sin sentido. No basta con que la idea creativa sea novedosa. Es preciso además que no sea disparatada y que el cineasta no se deje arrastrar por la locura descontrolada, la excentricidad o la ridiculez disfrazada de rareza. "La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo" decía el escritor británico Gilbert Keith Chesterton. Pues bien. En el caso que nos ocupa, aventura y aventurero están locos y, en consecuencia, el resultado final sólo puede ser desafortunado. 
Se trata de una continuación del célebre cuento de Hansel y Gretel (si los hermanos Grimm levantaran la cabeza…) en la que, quince años después de su conclusión, un Hansel convertido en robusto joven y una Gretel en atractiva y valiente señorita, se dedican a perseguir y exterminar brujas por bosques sombríos a modo de cazarrecompensas feroces, como venganza por su pasado. Ayudados por un arsenal de armas, deberán enfrentarse finalmente a un ejército de fuerzas diabólicas superiores. En mi opinión, es una pobre excusa (casi sacrílega) para rodar una película de acción. Pero es que, además de sostenerse sobre una base absurda, el desarrollo de la narración carece por completo de interés. No hay suficiente materia prima ni personajes mínimamente atrayentes para urdir una buena trama. Tan solo queda como sustento el mero espectáculo visual pero, incluso en este apartado, termina por naufragar la cinta, arrastrada por una extravagancia sin control que la convierte en un producto inclasificable, contraproducente y difícil de digerir. 

El director noruego Tommy Wirkola, que cuenta entre sus trabajos anteriores con títulos tan ilustrativos como “Zombis nazis” o “Kill Buljo: The Movie” (parodia báltica de “Kill Bill” de Quentin Tarantino y que también va a contar inexplicablemente con una segunda parte) se sitúa detrás de la cámara. No he visto nada de su filmografía anterior pero, después de visionar “Hansel y Gretel: Cazadores de brujas” no tengo ninguna intención de hacerlo, como tampoco la supuesta secuela de la versión nórdica de “Kill Bill” en tono caricaturesco. Lo que sí me genera una gran curiosidad es entender cómo una productora de la categoría de Paramount Pictures es capaz de aprobar presupuestos de esta magnitud -50 millones de dólares- para esta clase de proyectos. No obstante, y pese a que en Estados Unidos apenas ha logrado recuperar la inversión, en el resto de mercados ha rebasado la cifra de cien millones de recaudación, por lo que no es descartable una continuación en años venideros. 
Es verdad que sus protagonistas son buenos actores. En el caso de Jeremy Renner, hemos podido disfrutar de sus notables interpretaciones en “En tierra hostil” o “The Town: ciudad de ladrones”. Confío en que su deriva hacia el género de acción no eche a perder sus cualidades. En cuanto a la actriz Gemma Arterton -su hermana en la ficción-, si bien se ha centrado hasta la fecha en personajes destinados a explotar su atractivo físico (“Furia de titanes”, “007: Quantum of Solace”), también ha participado en filmes de mayor nivel, como “Tamara Drewe” de Stephen Frears. En cualquier caso, el posible reclamo que genere esta pareja para crítica y público dependerá de la evolución artística que presenten uno y otra en el futuro.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:

Película: Hansel y Gretel: Cazadores de brujas.
Título original: Hansel and Gretel: Witch hunters.
Dirección: Tommy Wirkola.
Países: USA y Alemania. Año: 2013. Duración: 88 min. Género: Acción, fantástico.
Interpretación: Jeremy Renner (Hansel), Gemma Arterton (Gretel), Famke Janssen (Muriel), Peter Stormare (Berringer), Zoe Bell (bruja), Thomas Mann (Ben), Pihla Viitala (Mina).
Guion: D. W. Harper y Tommy Wirkola.
Producción: Will Ferrell, Beau Flynn, Chris Henchy y Adam McKay.
Música: Atli Örvarsson.
Fotografía: Michael Bonvillain.
Montaje: Jim Page.
Diseño de producción: Stephen Scott.
Vestuario: Marlene Stewart.

2 comentarios:

Meg dijo...

y a mi que ésta no me llama? Mira que Blancanieves si me gustó, pero ésta, no sé, voy predispuesta a que no me guste. Un beso!

Gerardo Pérez Sánchez dijo...

Es normal que no te llame. La película es mala. No merece la pena. Un beso.