LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

martes, 22 de septiembre de 2015

ROMY SCHNEIDER

La actriz Romy Schneider nació en Viena el 23 de septiembre de 1938 y falleció en París el 29 de mayo de 1982. Alcanzó la fama dando vida a la emperatriz Isabel de Baviera en la  popular trilogía “Sissi”, “Sissi emperatriz” y “El destino de Sissi”, aunque su verdadero reconocimiento profesional se lo debe a otros títulos. Recibió el premio César del cine francés en dos ocasiones, gracias a sus papeles en “Lo importante es amar” (1976) y “A Simple Story” (Una vida de mujer) (1978) y estuvo también nominada al Globo de Oro por su interpretación en  “El cardenal” (1963).

Filmó su primera  película, "Lilas blancas", a los quince años en compañía de su madre, donde cantó asimismo el tema musical. Después, adoptó el apellido de su progenitora, cambiando su original de  Rose Marie Magdalena. 

Sus siguientes cintas reflejaron un corte romántico que la hizo muy conocida en el continente europeo:  “Los jóvenes años de una reina”, “La panadera y el emperador”, “Christine”,“Sissi”, “Sissi emperatriz” y “El destino de Sissi”, la mayoría ambientadas en la Viena imperial.

A partir de 1960 comenzó a rodar trabajos más maduros, compartiendo cartel con actores como  como Alain Delon y Jack Lemmon, y a las órdenes de directores como Claude Sautet, Claude Chabrol, Orson Welles y Luchino Visconti. Con este último rodó en 1972 “Ludwig”, donde recreaba nuevamente la figura de la emperatriz  Sissi.

De este período destacan los filmes “El proceso” de Orson Welles (1962), “Los vencedores” de Carl Foreman (1963), “El cardenal” de Otto Preminger (1963). “L´amour à la mer” de Guy Gilles (1964), “¿Qué tal, Pussycat?” de Clive Donner y Richard Talmadge (1965) -con guión de Woody Allen-, “La piscina” de Jacques Deray (1969) o “Las cosas de la vida” de Claude Sautet (1970). 

Posteriormente, intervino en “El trepa” de Michel Deville (1974), “Lo importante es amar” de Andrzej Zulawski (1975) o “El viejo fusil” de Robert Enrico (1975). Sin embargo, su carrera inició  a partir de ese momento un declive que ya no pudo remontar. 

El 29 de mayo de 1982, con tan sólo 43 años, encontraron el cadáver de Romy Schneider en su apartamento de París. Aunque los primeros exámenes médico-forenses señalaron como causa del fallecimiento un paro cardíaco, en ambientes artísticos cercanos a la artista se habló de un posible suicidio, debido al trauma que arrastraba como consecuencia de la trágica muerte de su pequeño hijo David, acaecida el año anterior a causa de un desafortunado accidente.


Escena de "La piscina"



"Sissí" (película completa) 



No hay comentarios: