LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 11 de enero de 2013

JACK REACHER


El cine se asemeja a la gastronomía en lo relativo a los puntos de cocción de los alimentos y a la presentación de los platos. Aunque a muchas personas les gusta la carne, algunas la prefieren casi cruda, otras medio hecha y otras muy pasada. Los condimentos con los que la aderezan también varían en función de los paladares. Y con el cine de acción pasa lo mismo. Existen espectadores que se sienten satisfechos con una mera concatenación de escenas trepidantes plagadas de peleas y de persecuciones vertiginosas. Por el contrario, otro sector del público precisa para saborear una buena película de una trama sólidamente construida sobre la base de unos personajes creíbles y coherentes. Los hay quienes disfrutan con protagonistas que se regodean en la chulería y el chiste fácil, por muy agobiante que sea la situación que están atravesando. Sin embargo, otros necesitan reconocer a un héroe más humano, más vulnerable. Aunque dentro del mismo género se encuadren largometrajes como los de la saga Bourne o la de 007, los más representativos de Sylvester Stallone o los más trepidantes de Matt Damon, los dirigidos por Simon West y Michael Bay o los realizados por Paul Greengrass y Kathryn Bigelow, en el fondo son títulos muy, pero que muy diferentes. 
En “Jack Reacher” encontramos un ejemplo -muy bien elaborado, eso sí- del cine de acción más elemental. Siguiendo con el símil de la comida, se trata de un chuletón con alto grado de colesterol, muy del gusto de los amantes de este tipo de ingesta. Personalmente le reconozco su agilidad narrativa, una serie de tiroteos bien rodados y un montaje digno. Pero se me atraganta Tom Cruise dando vida a un justiciero musculoso que trata sin conseguirlo de combinar rudeza y estilo, brutalidad y comicidad, violencia e ironía. Está claro que con este tipo de papeles no logra mostrar las cualidades del notable intérprete que es. Además, aunque la historia resulte más o menos entretenida, no deja de ser excesivamente simple y con unos personajes carentes de interés. 
Tampoco es menos decepcionante la evolución profesional de su director, Christopher McQuarrie. Se inició en lo más alto gracias a su gran trabajo –de hecho obtuvo el Oscar en 1996- como guionista de la muy recomendable “Sospechosos habituales” pero, desde entonces, su trayectoria no ha hecho más que descender y descender. Fue el responsable del lamentable libreto de “The Tourist” (cinta que, pese a la presencia estelar de Johnny Depp y Angelina Jolie y a una espectacular campaña publicitaria, resultó de una nimiedad bochornosa). Previamente había filmado “Secuestro infernal” y todo parece indicar que se encargará de la quinta entrega de “Misión Imposible”. En otras palabras, que aquellas merecidas alabanzas de hace casi veinte años se han diluido con sus proyectos posteriores hasta hacer que no se espere demasiado de él en el futuro.
El film tampoco ha funcionado en taquilla como estaba previsto, no al menos como corresponde a una mega producción protagonizada por una estrella de la repercusión mediática de Cruise. Sus sesenta millones de dólares de presupuesto equivalen a la recaudación obtenida en Estados Unidos tras tres semanas de exhibición. Aun así, el popular actor insiste en seguir por el mismo camino y sus próximos estrenos “Oblivion”, “All you need is kill” y “Mission Impossible 5” confirman su opción definitiva por la acción y el olvido de las grandes interpretaciones que en otros géneros le proporcionaron sus mayores reconocimientos. El impulso que le llevó a participar en “Rain Man”, “Nacido el 4 de Julio”, “El color del dinero” o “Algunos hombres buenos” le ha abandonado. Una pena.

Trailer en castellano


Trailer en versión original


Datos del film:
Película: Jack Reacher. AKA: One Shot.
Dirección: Christopher McQuarrie.
País: USA. Año: 2012. Duración: 130 min. Género: Thriller.
Interpretación: Tom Cruise (Jack Reacher), Rosamund Pike (Helen), Richard Jenkins (Rodin), Werner Herzog (el Zec), David Oyelowo (Emerson), Robert Duvall (Cash), Jai Courtney (Charlie), Alexia Fast (Sandy).
Guion: Josh Olson y Christopher McQuarrie; basado en la novela “Un disparo”, de Lee Child.
Producción: Don Granger, Gary Levinsohn y Kevin J. Messick.
Música: Joe Kraemer.
Fotografía: Caleb Deschanel.
Montaje: Kevin Stitt.
Diseño de producción: James D. Bissell.
Vestuario: Susan Matheson.

No hay comentarios: