LA PELÍCULA DE LA SEMANA

Loading...

viernes, 22 de abril de 2011

CÓDIGO FUENTE (Source Code)



El joven realizador Duncan Jones es hijo del famoso cantante David Bowie y de su primera mujer. Dicen que su nacimiento inspiró la composición de la canción "Kook" incluida en el álbum Hunky Dory de este mítico músico. Sin embargo Duncan no siguió los pasos de su progenitor como artista y se decantó por el cine, debutando como director en el año 2009 con la película Moon, un drama de ciencia ficción protagonizado por el actor Sam Rockwell que cuenta la historia de un individuo a punto de finalizar su contrato laboral y que desempeña su trabajo en una empresa situada en la cara oculta de la Luna. Aislado completamente de la Tierra, durante tres años su única compañía ha sido un ente robótico con inteligencia artificial. Antes de regresar a su planeta comienza a sufrir alucinaciones y a descubrir los secretos de esa base lunar. Con una trama que recuerda a otros films como Solaris de Steven Soderbergh, Jones logró gran reconocimiento de la crítica, llegando incluso a ganar un premio BAFTA a la mejor dirección novel, de modo que comenzó a hablarse de él como de un prometedor cineasta que aportaba originalidad e intensidad narrativa a sus propuestas.
Su segundo largometraje es Código fuente, perteneciente también al género de ciencia ficción aunque, en esta ocasión, con una dosis de acción superior. La cinta combina viajes en el tiempo, ataques terroristas, ocupaciones de cuerpos ajenos por parte del protagonista y programas informáticos con conexiones psíquicas. Este coctel tan singular refleja la historia de un militar que, de repente y sin ser consciente de ello, se ve inmerso en un plan para evitar una explosión, siendo enviado a través del tiempo al octavo minuto anterior a la detonación ya producida, con la esperanza encontrar a su responsable y evitar así más atentados. Fracasa en numerosas ocasiones, convirtiendo la mayor parte del metraje en una continua repetición de esos fatídicos ocho minutos, tantas como viajes en el tiempo se realizan para lograr dar caza con éxito al delincuente.
Si bien alcanza niveles de acción, emoción e intriga aceptables, la etapa central de la proyección resulta más pesada a causa de la insistente reiteración del mismo lapso temporal. No obstante, Código fuente remonta de nuevo en su tramo final y, gracias a alguna sorpresa que depara el guión bien avanzado el film, consigue concluir de forma original y emotiva. En el apartado interpretativo destacan Jake Gyllenhaal (Brokeback Mountain, Zodiac), Vera Farmiga (Up in the Air,Infiltrados) y Michelle Monaghan (La conspiración del pánico).

No hay comentarios: